El plan de la Ería del Piles se aprobará el 1 de agosto tras 12 años de parones y polémicas

Vista aérea reciente de los terrenos del PERI 100 cuya recalificación urbanística quedará aprobada de forma definitiva el 1 de agosto. / SIMAL
Vista aérea reciente de los terrenos del PERI 100 cuya recalificación urbanística quedará aprobada de forma definitiva el 1 de agosto. / SIMAL

Los promotores, pese a estar en concurso de acreedores, confían en iniciar el desarrollo del complejo de ocio en junio de 2018

MARCOS MORO GIJÓN.

Doce años después de que la empresa Astur Promotora Urbana 2004 pusiera sus ojos en esa degradada zona de la fachada marítima, el plan urbanístico de la Ería del Piles será aprobado de forma definitiva en el Pleno del próximo 1 de agosto. Finalmente, por falta de tiempo no irán a esa sesión ordinaria las aprobaciones del informe de alegaciones del Plan General de Ordenación (PGO) ni la de la actualización del catálogo urbanístico, pero sí se dará el último empujón al proyecto para la construcción de un complejo comercial y de ocio en el denominado PERI 100.

Lo que se llevará al Pleno para su aprobación definitiva serán dos expedientes que han tenido una tramitación paralela para recalificar esos 38.370 metros cuadrados de suelo en la confluencia de la carretera del Infanzón con la de La Providencia y la avenida de José García Bernardo. Por un lado, la modificación puntual del planeamiento urbanístico de 1999 (vigente tras la anulación judicial de los de 2005 y 2011), que preveía en esos terrenos la construcción de un centro de talasoterapia. Y, por otro, un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) completamente autónomo de la actual revisión del PGO. Todos los grupos municipales -salvo Xixón Sí Puede, que ha puesto algún reparo- apoyan actualmente que esta inversión privada salga adelante.

La promotora, que lleva más de una década enfrentada a los pequeños propietarios que mantienen sus chalés en la zona, se encuentra en concurso de acreedores desde el pasado mes de noviembre. Según ha podido saber EL COMERCIO, no renunciará a seguir al frente de la operación para la parte de ejecución y desarrollo. Lo que no es descartable es que a los empresarios se les requiera desde el Ayuntamiento algún tipo de garantía o que busquen el apoyo de algún nuevo inversor para urbanizar este ámbito. En el mejor de los casos, tras la aprobación definitiva del 1 de agosto, los promotores tendrán diez meses de tramitaciones de proyectos por delante (con sus correspondientes informaciones públicas) antes de empezar con el movimiento de tierras y demoliciones en la zona. Queda la presentación y aprobación del proyecto de actuación, la constitución de la junta de compensación y la aprobación de los proyectos de compensación y urbanización, que se pueden solapar en el tiempo.

El proyecto perdió en 2013 la torre de 40 metros del diseño inicial por el rechazo vecinal

Así, la obra física no podrá arrancar antes de mayo o junio de 2018. A la espera de que se conozca la estética del complejo de ocio, cuyo diseño en tres dimensiones los promotores guardan con sumo celo, hay algunos aspectos que ya se conocen de la operación. Según define el plan especial las edificaciones tendrán tres plantas (baja más dos alturas con un máximo de cornisa de 12 metros y 14 metros en la envolvente máxima de coronación) tras la supresión de la torre de 40 metros del proyecto en 2013. Una altura similar a la del colindante hotel Abba. Y el 'hito' del que se habla en el proyecto será la edificación o complejo de edificaciones -todo dependerá de los acuerdos finales sobre el reparto de edificabilidad de la zona- que se ubicará en la denominada parcela 8, frente al paseo de la avenida de José García Bernardo.

El plan especial permite todos los usos terciarios posibles e incluye un aparcamiento en rotación para unas 500 plazas en una segunda planta subterránea. La propuesta también incluye espacios hoteleros y de oficinas y una sala de fiestas. El proyecto se completa con nuevos viales, una nueva rotonda, zonas verdes y espacios libres en ese ámbito. Los minoritarios podrán seguir en sus chalés. El proyecto de urbanización de la zona costará unos 1,5 millones de euros.

Astur Promotora ha optado por suspender la precomercialización con las firmas interesadas en instalarse en el complejo comercial y de ocio hasta que se produzca la aprobación definitiva del proyecto en agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos