El Plan General sale adelante con el apoyo de cinco grupos y el único rechazo del PSOE

Momento en que cinco grupos de seis expresan su apoyo a los cambios del PGO y la apertura de una nueva información pública. / DANIEL MORA

Couto destaca que el documento que saldrá de nuevo a información pública «es el reflejo del sentir mayoritario de los gijoneses»

MARCOS MORO GIJÓN.

La revisión del Plan General de Ordenación (PGO) recibió ayer en el Pleno municipal el espaldarazo político que necesitaba para encarar la recta final de su tramitación. Al igual que ocurriera hace 19 meses, con la aprobación inicial, cinco de los seis grupos de la Corporación local expresaron su conformidad con los cambios negociados e introducidos en el documento urbanístico para apuntalar el modelo de ciudad compacta y sostenible acordado en la primera fase. También respaldaron la apertura de una nueva información pública para la recepción de alegaciones y garantizar la seguridad jurídica de la tramitación.

Foro, Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos votaron a favor en aras de consenso pese a dejar claro varios de ellos que hay contenidos concretos del PGO con los que no están de acuerdo. El PSOE volvió a quedarse solo en su rechazo al nuevo planeamiento, que justificó lanzando duras acusaciones al gobierno local de Foro. En concreto, le reprochó que detrás de varias de las modificaciones, como las relativas a la finca Bauer, la cobertura al recrecido del Hospital Begoña o la inclusión de una franja de suelo terciario en Porceyo, han primado criterios políticos sobre los técnicos para favorecer intereses personales y particulares. De hecho, la alcaldesa Carmen Moriyón llegó a interpelar a Begoña Fernández, la edil socialista que formuló las acusaciones, para que quedara constancia en acta de lo referido.

El concejal de Desarrollo Urbanístico, Fernando Couto, logró abstraerse de las recriminaciones que le llegaron desde la bancada socialista y agradeció en su último turno de palabra el apoyo a los cuatro grupos políticos de la oposición que «han colaborado para que el Plan General de Ordenación salga adelante».

La misma votación del PGO se repitió para la aprobación inicial del catálogo urbanístico

«Este Plan nace sin confrontación, desde la participación ciudadana y con el respaldo de la mayoría absoluta del Pleno, que es el reflejo del sentir mayoritario de los gijoneses», destacó Couto. El portavoz del equipo de gobierno también resaltó que, a través de un gran consenso político entre Foro, Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos, «la ciudad da un paso de gigante con el Plan General de Ordenación de Gijón».

Además, puso de relieve que a este PGO se llega con «renuncias de todos los grupos» y después de haber tomado en consideración propuestas y recomendaciones de unos y otros. Como por ejemplo, la retirada de las fichas de Armón y El Tallerón para blindar su actividad industrial o la incorporación por jerarquía administrativa de todas las áreas de planeamiento concertado como la ZALIA y Ecojove, así como el Plan Especial de Costas.

«Creemos sinceramente que no ha habido un Plan General de Ordenación ni en Gijón ni en Asturias con tal nivel de exposición pública y participación ciudadana», remarcó Couto, quien recordó que este PGO «está respaldado por cinco informes técnicos y jurídicos, tanto externos como internos» del Consistorio.

David Alonso, concejal de Xixón Sí Puede, resaltó que el acuerdo alcanzado sobre el modelo territorial que subyace en este Plan General «demuestra que la política con mayúsculas no es una mierda, sirve para algo y que los partidos no solo se dedican a pensar en sus propios intereses». Alonso reivindicó la inclusión en el documento ayer validado de conquistas como la playa verde en la fachada marítima este (PERI-11), el parque empresarial de Naval Gijón, las zonas ambientalmente protegidas en los lugares más castigados por la contaminación del concejo, el consumo racional de suelo en la zona rural o los aparcamientos disuasorios. «Son la contrapartida en cuanto a modelo de sostenibilidad a la actuación privada en la Ería del Piles, la regasificadora de El Musel, la ZALIA o proyectos como el de Quinta La Vega», enumeró.

El portavoz de IU, Aurelio Martín, hizo hincapié en la coordinación de su grupo con Xixón Sí Puede para hacer valer en el PGO «un modelo de ciudad sostenible, compacta y preservacionista». Martín remarcó que con las aportaciones de la izquierda se ha llegado a «un Plan General que no es de ningún partido político, pero al mismo tiempo es de todos y refleja la pluralidad municipal». También explicó que su deseo de un gobierno de izquierdas, hasta el momento irrealizable, no está reñido con la búsqueda de acuerdos constructivos en los asuntos estratégicos para la ciudad. «Los ciudadanos no tienen por qué pagar los errores de la izquierda», indicó, al tiempo que expresó su convencimiento de que el PGO «aún tiene margen de mejora, aunque los cambios que se introduzcan a partir de ahora ya no vayan a ser sustanciales».

La residencia universitaria

Mariano Marín, portavoz del PP, justificó el voto favorable de su grupo «en aras del interés general de los ciudadanos». «Gijón no puede seguir por más tiempo con su urbanismo paralizado», remarcó. «No es nuestro Plan y prueba de ello es que estamos disconformes con la solución dada para la playa verde y la propuesta de parque tecnológico para Naval Gijón. No obstante, también hay aspectos positivos como la calificación de los terrenos del campus que permitirá poner en marcha de una vez la residencia universitaria», indicó Marín.

Desde Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola expresó igualmente su desacuerdo con la diseminación de parques empresariales por todo el concejo con los proyectos para Mina La Camocha y Naval Gijón. En cualquier caso, expuso que su apoyo se basa «en un ejercicio de responsabilidad política».

Por otra parte, el Pleno también dio ayer mayoritariamente el visto bueno a la aprobación inicial de la actualización del catálogo urbanístico. El PSOE volvió a ser la única voz discrepante.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos