El Plan de Igualdad buscará el equilibrio de sexos en los puestos municipales de responsabilidad

El documento, dirigido al personal del Consistorio, se estructura en ocho ejes de intervención y articula 60 medidas. Hoy se votará en comisión

A. COLLADO GIJÓN.

El segundo Plan de Igualdad para el personal del Ayuntamiento, que hoy se votará en comisión, trata de ampliar y mejorar el contenido del primero, con una vigencia para cuatro años (hasta 2021). El documento se estructura en ocho ejes de intervención, orientados a alcanzar 23 objetivos diferentes a través de 60 medidas concretas. Si resulta aprobado, se incorporarán iniciativas como las contempladas en el eje de comunicación, centradas en el uso de un lenguaje e imágenes incluyentes. O las medidas en materia de salud laboral, entre las que a la prevención del acoso se suman otras como la evaluación de los riesgos psicosociales. En el eje referido a la transversalidad del principio de igualdad, destaca la incorporación de medidas para garantizar que el compromiso del Ayuntamiento se extienda a todos los servicios, organismos autónomos y empresas municipales.

En esa misma línea de fomento de la transversalidad, tal y como recoge el documento, en el eje de promoción y representación se introducen medidas destinadas a lograr una presencia más equilibrada de ambos sexos en los puestos de representación, algo que se pretende hacer extensivo a todos los agentes, incluidos los grupos políticos y las organizaciones sindicales y vecinales. La intención es poner en marcha actuaciones para que la igualdad entre hombres y mujeres llegue a los consejos de administración de todas las empresas municipales y a las juntas rectoras de los organismos autónomos, trasladando dicho objetivo al Pleno del Ayuntamiento y a sindicatos y vecinos.

Permiso de paternidad

En lo referente a la conciliación familiar, contempla aumentar a cinco semanas el permiso de paternidad, para que los empleados asuman una mayor responsabilidad en el cuidado de los hijos. Además se prestará especial atención a aquellos indicadores en los que hubo menos avances durante el primer plan, como es el caso de la elevada segregación por sexo en algunos puestos y departamentos municipales.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos