Gijón tendrá cinco aparcamientos disuasorios

Gijón tendrá cinco aparcamientos disuasoriosGráfico

Se mantendrá la limitación a 20 por hora en el centro, La Arena, Laviada y parte de El Llano. La ampliación de la ORA queda aparcada a la espera de un estudio

MARCOS MORO GIJÓN.

El modelo de movilidad que implantará la ciudad durante los próximos ocho años ya está cerrado y supone un cambio radical respecto a lo que había hasta ahora. Su objetivo primordial es el fomento de los modos de transporte no motorizados y la recuperación del espacio público para la ciudadanía. El documento final de este nuevo modelo de movilidad ha sido acordado por medio centenar de entidades en el seno del Foro de Movilidad. Estas entidades han debatido y modificado la propuesta inicial que presentaron el pasado mes de mayo el jefe del servicio de Tráfico, Ignacio Díaz, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio.

A efectos de organización de la movilidad urbana se mantendrá la definición de cuatro áreas principales en Gijón. Una zona de prioridad residencial (el barrio de Cimavilla), una zona de coexistencia (el centro, La Arena, Laviada y parte de El Llano), una zona con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora (la mayoría de barrios de la periferia) y el resto del municipio.

Según recoge el documento consensuado, el barrio de Cimavilla se constituirá en espacio de principal prioridad residencial. El acceso en coche será ilimitado para residentes, carga y descarga, servicios públicos de transporte (transporte público, taxi, etc.) y servicios de emergencias pero con límites a no residentes. En esta área se realizarán actuaciones importantes en cuanto a implantación de plataforma única con objeto de eliminar, en gran medida, las graves deficiencias en accesibilidad. Igualmente, se afrontarán soluciones para salvar las fuertes pendientes que condicionan la accesibilidad peatonal y ciclista. En Cimavilla coexistirán espacios de plataforma única de convivencia (EPUC) junto a espacios peatonales y vías con circulación limitada. Se establecerá asimismo un circuito interno de un solo sentido de circulación abierta a no residentes con acceso al parking público existente con entrada por el este y salida por el oeste del barrio alto.

Se implantará una línea de autobús circular dadas las actuaciones en Cimavilla y el centroLos estacionamientos se repartirán por Somió, El Cerillero, Contrueces, Bernueces y Tremañes En Cimavilla los no residentes podrán ir por un circuito interno que comunica con el parking

Al sur de este espacio (zona centro, Laviada, La Arena y parte de El Llano) se definirá un área de prioridad no motorizada o coexistencia como carácter predominante. Coexistencia entre modos de transporte (a pie, bicicleta, coches, transporte público, etc.) con amplios espacios peatonales y con limitación genérica de la velocidad del tráfico a 20 kilómetros por hora. Se eliminarán de esta área flujos transversales de circulación, pero no existirá restricción de paso para el tráfico privado como en el caso de Cimavilla. Igualmente, convivirán dentro de este ámbito espacios de coexistencia de (con y sin plataforma única) junto a espacios peatonales y vías de velocidad autorizada a 30 kilómetros por hora a través de las que se podrá llegar prácticamente, si no a la plaza Mayor, sí hasta el Parchís.

El resto del área urbana de Gijón, delimitada aproximadamente por la A-8, tendrá una limitación de la velocidad general a 30 kilómetros por hora con medidas de calmado de tráfico adecuadas a tal fin. En dicha limitación existirán excepciones en que se permitirá circular a una velocidad de 50 kilómetros por hora. Será en la red viaria principal resultante de la nueva jerarquía viaria que debe quedar definida en el Plan de Movilidad. Como en las dos áreas precedentes convivirán zonas de espacios de coexistencia, espacios peatonales y zonas 30.

Dadas las actuaciones en Cimavilla y en el centro, para mejorar la accesibilidad se implantará una línea de autobús circular.

Otra gran novedad respecto a la propuesta presentada hace mes y medio es la creación de una red de cinco aparcamientos disuasorios perimetrales en zonas estratégicas del extrarradio donde hay parcelas propicias para ello. Las localizaciones sobre el mapa serán las siguientes: el aparcamiento detrás del Palacio de Deportes, una parcela al lado de la rotonda del caballo de Viñao (Bernueces) entre la salida y entrada a la ronda desde Viesques y la carretera de Castiello, en el Camino de La Boroñada en una gran parcela al sur del polígono de Mora Garay, en El Cerillero junto a las antiguas cocheras de EMTUSA y el campo del Mortero, y en Contrueces en las proximidades de Los Pericones y la avenida de El Llano.

Estos espacios estarán calificados como Servicios Generales en el nuevo Plan General de Ordenación (PGO). Por tanto, Plan de Movilidad y PGO irán de la mano en la planificación de estos aparcamientos disuasorios. El objetivo es atender la demanda externa en coche que quiere acceder al área central de prioridad no motorizada y proporcionar para ello un espacio de aparcamiento a un precio asequible o gratuito. Todo ello asociado al transporte público en los ejes radiales para que la velocidad comercial, así como la frecuencia combinada de las diferentes líneas de EMTUSA, ofrezcan un acceso rápido al centro.

En cuanto a la ORA, habrá un rediseño en las nuevas zonas que se van a peatonalizar y se diferenciarán en tres tipos: plazas de rotación (azules), de residentes (verdes) y de alta rotación (naranja). La ampliación de la zona azul en áreas de borde a la actual para reducir el efecto frontera queda pendiente de estudio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos