La plataforma ciudadana ultima una propuesta de usos y gestión

Salón de actos. Se construirá en el edificio de nueva planta para el FICX./
Salón de actos. Se construirá en el edificio de nueva planta para el FICX.

El Ayuntamiento se marca como objetivo cerrar este mismo mes la definición final de los contenidos del edificio reformado

M. MORO GIJÓN.

La Plataforma Ciudadana Tabacalera Gijón, uno de los agentes más implicados en la recuperación del histórico edificio de Cimavilla, presentará antes de que finalice este mes una propuesta definida de usos y gestión que espera que sea tenida en cuenta desde el ámbito institucional. En ella pretenden sintetizar el resultado de más de dos años de trabajos e intercambio de opiniones con colectivos vecinales y agentes culturales de la escena gijonesa, además de incorporar aportaciones de todos los grupos políticos que integran la Corporación municipal.

En cuanto a la fórmula de gestión, esta plataforma ciudadana ha analizado experiencias de otros equipamientos españoles similares, así como las de ciudades europeas de referencia como Ámsterdam (Holanda) y Copenhague (Dinamarca). Sus integrantes defienden que el conjunto histórico del barrio tiene que convertirse en «una palanca de cambio» y en una «fuerza motriz» para la creación de empleo. Consideran además que en la ciudad falta «una estrategia global» en relación con la red de museos y con la puesta a disposición de la ciudadanía de los equipamientos culturales.

En el equipo de gobierno municipal también se marcan como objetivo cerrar durante este mes el plan de usos generales para Tabacalera, sea con aportaciones de los diferentes grupos políticos o sin ellas. A partir de ahí, se seguirá definiendo con los usuarios finales, de manera técnica, el diseño de cada futuro contenido.

Una comisión especial votará si se incorporan o no aportaciones de los grupos de la oposición

La intención es convocar en las próximas semanas la comisión especial creada al efecto, al frente de la cual están las concejalas de Cultura, Montserrat López, y de Bienestar Social y Participación Ciudadana, Eva Illán. A esa reunión acudirá como invitado el gerente de Impulsa, Rubén Hidalgo. En la comisión se votará si se añaden o no propuestas de la oposición al esquema básico de posibles usos que dio a conocer la alcaldesa el pasado mes de junio, tomando nota del proceso participativo desarrollado por una consultora catalana.

Entonces Moriyón aseguró categóricamente que «Tabacalera no será museo de Bellas Artes» y anunció la creación de un espacio para los vecinos en la antigua vivienda del director de la fábrica de tabacos. Además de este espacio para dinamizar la vida del barrio, bautizado como centro cultural de proximidad, la otra gran diferencia con respecto al proyecto que ganó el concurso de ideas organizado en 2010 fue descartar el traslado de los fondos del Museo Piñole al edificio de nueva planta que se pretende construir en el frente de la calle Escultor Sebastián Miranda. La idea ahora es abrir allí un espacio dedicado al Festival Internacional de Cine, con un salón de actos y proyecciones con capacidad para 400 personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos