El Principado estudiará cómo incentivar a los particulares en la lucha contra los plumeros

Manuel Ángel Arrieta, Benigno Fernández, Manuel Calvo, Tomás Díaz, Clara González y Juan Carlos Martínez, durante la reunión sobre el plumero de la Pampa.
Manuel Ángel Arrieta, Benigno Fernández, Manuel Calvo, Tomás Díaz, Clara González y Juan Carlos Martínez, durante la reunión sobre el plumero de la Pampa. / ALEX PIÑA

El Ayuntamiento solicitará también la colaboración de las administraciones del Estado para iniciar su eliminación este mes

LAURA CASTRO GIJÓN.

Poner en marcha cuanto antes una estrategia conjunta para acabar con la plaga de la 'Cortaderia selloana', más conocida en la cornisa cantábrica como plumero de la Pampa. Este es el objetivo que persigue el Ayuntamiento de Gijón y ya cuenta con el compromiso de colaboración del Principado. Así lo trasladaron ambas administraciones tras la reunión mantenida ayer entre Benigno Fernández, viceconsejero de Medio Ambiente; Manuel Calvo, director general de Biodiversidad; Tomás Díaz, catedrático de Botánica de la Universidad de Oviedo; Manuel Ángel Arrieta, concejal de Mantenimiento y obras; Juan Carlos Martínez, jardinero mayor de Gijón, y Clara González, directora de Sostenibilidad y Cambio Climático en el Consistorio gijonés. «El Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria quieren actuar sin más dilación», señaló González. Por eso, iniciarán la cruzada contra el plumero de la Pampa en la ciudad, donde hay más de 300.000 plantas según los últimos datos del Principado, este mes. El objetivo es evitar la próxima floración -tendrá lugar entre julio y agosto- y solicitarán también la colaboración de particulares y administraciones del Estado como Adif, Red de Carreteras y Confederación Hidrográfica.

«No sirve de nada que nosotros intentemos eliminar estas plantas, si en los territorios colindantes no se actúa», explicó González. Sin embargo, el Principado advirtió de que hasta mayo no contarán con una estrategia autonómica que debe estar en consonancia además con la que se diseñe en el ámbito estatal. «Será ahí donde plasmaremos cuál será con exactitud el marco de colaboración entre administraciones», indicó el viceconsejero Fernández. Si bien, adelantó que la reunión ha servido para alcanzar «un ámbito de colaboración y entendimiento, pues el objetivo es común: erradicar la 'Cortadela selloana' en Asturias», donde se calcula que la invasión ha alcanzado ya las 502 hectáreas.

Desbroce y herbicidas

El Ayuntamiento gijonés tiene perfilado ya su plan de choque. Empezarán por elaborar un listado con las parcelas afectadas, públicas y privadas. Solicitarán la colaboración de los propietarios particulares en la erradicación del plumero de la Pampa, «aportando el Ayuntamiento el soporte de medios». Recurrirán para ello a una campaña informativa y divulgativa en la que expliquen cuál es el método para acabar con esta planta.

Las primeras pruebas, realizadas a mediados del mes de enero en treinta hectáreas de suelo municipal, confirmaron que «lo más eficaz es empezar por el desbroce para en años venideros controlar los posibles rebrotes y aplicar herbicida», tal y como explicó la directora de Sostenibilidad y Cambio Climático del Consistorio gijonés.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos