La Policía busca a un exhibicionista que se masturbó ante menores en Gijón

La Policía busca a un exhibicionista que se masturbó ante menores en Gijón

La última acción de este individuo que fue denunciada tuvo lugar el pasado domingo en uno de los parques públicos de El Coto

EVA FANJUL GIJÓN.

La Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional de Gijón sigue la pista de un exhibicionista que se muestra ante menores de edad. Esta misma semana, tres familias presentaron denuncia contra este individuo en la Comisaría de El Natahoyo, después de que se masturbase ante cuatro niñas en el parque de Belarmino Tomás en El Coto.

Según manifiestan los denunciantes, los hechos se produjeron sobre las 17.30 horas del domingo, 6 de mayo, cuando cuatro menores que jugaban en el citado parque gijonés se percataron de la presencia de un hombre masturbándose en un soportal cercano y en una zona totalmente visible al público.

Tras presentar denuncia en dependencias policiales, las familias de las menores afectadas esperan que se identifique y detenga pronto al exhibicionista, que ha causado una gran inquietud en el barrio gijonés. El citado parque de Belarmino Tomás es una zona muy frecuentada por niños, ya que se encuentra pegado al Colegio Público Campoamor y al Instituto de Educación Secundaria Calderón de la Barca.

No es el primer caso de estas características que acaece en Gijón en los últimos tiempos. Hace poco, apenas hace dos meses, se supo que la Policía y la Guardia Civil investigaban la presencia de un exhibicionista en las parroquias de Granda y Leorio y en el barrio de Nuevo Roces. Entonces, las autoridades actuaron tras ser alertadas de la presencia de un joven que conducía un Opel Astra de color gris con los cristales tintados, al que incluso se llegó a ver haciendo fotografías a mujeres y niños en un parque, según los testimonios de algunas de las personas que pusieron los hechos en conocimiento de las fuerzas de seguridad.

Una de las mujeres que se vieron afectadas por el comportamiento de este individuo se dirigía caminando a su puesto de trabajo en el barrio de La Perdiz, en Roces, cuando se le acercó el coche y, desde dentro, el hombre le mostró los genitales y le propuso mantener relaciones íntimas. No se trataría de un hecho aislado. Desde mediados del mes de febrero, la Policía Local ha recibido varios avisos por el mismo motivo, si bien -en esta ocasión- al no tener lugar ante menores de edad no sería constitutivo de delito.

El pasado mes de octubre, la Guardia Civil investigó un caso similar ocurrido también en Granda y Leorio. En aquella ocasión, se trataba de un joven de unos treinta años que conducía un taxi y que protagonizó numerosas escenas de exhibicionismo.

Un mes antes, la Policía Local detuvo en el barrio de Pumarín a un hombre de 53 años, J. L. C. G., por masturbarse en una confitería en presencia de una niña de doce años y de varias personas adultas. Los hechos se produjeron en un establecimiento de la calle Ramón Areces. «Una clienta llamó a la centralita del 092 para comunicar que un individuo se acababa de bajar los pantalones, se había sacado el pene y había comenzado a masturbarse en presencia de las allí presentes», explicaron entonces fuentes del área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento. Entre los clientes estaba la menor de doce años y otra joven de 18. Los clientes lograron retener al exhibicionista hasta la llegada inmediata de los agentes. Al parecer el hombre tenía sus facultades mentales mermadas y había protagonizado episodios similares en la misma zona.

En octubre de 2016, también la Policía Local detenía a un ciudadano de 47 años por masturbarse delante de un menor de ocho años en la calle de Pintor Orlando Pelayo, en El Bibio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos