El padre defiende la versión del hijo en las redes sociales

El padre defiende la versión del hijo en las redes sociales

La Policía concluye la investigación sin apreciar indicio de delito

O. SUÁREZ / P. SUÁREZ GIJÓN.

La investigación abierta por la Policía Nacional para esclarecer lo ocurrido en el seno de la comunidad educativa del colegio San Miguel de Pumarín ha concluido sin que se aprecien indicios de delito. Así se hace constar en el informe elaborado por la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría de Gijón y remitido a la Fiscalía de Menores. Será esta última institución la que tenga la última palabra para determinar si las declaraciones vertidas de forma inicial por el alumno asegurando que mantenía una relación sentimental con la profesora tienen alguna base de realidad.

Las relaciones íntimas entre un adulto y un menor de 16 años son constitutivas de delito, tipificado como abuso sexual en el artículo 183 del Código Penal.

Agentes de la UFAM se trasladaron ayer por la mañana al centro educativo de Pumarín para entrevistarse con la dirección del colegio y el alumno involucrado en el episodio, así como con sus progenitores. Además, le habrían tomado declaración a la profesora. Con todos los datos recabados, a lo que se suman la inexistencia de pruebas firmes que demostrasen esa relación, los agentes redactaron un informe en el que no aprecian delito en la docente. A ello se suma que los padres del menor no han interpuesto denuncia contra la mujer.

Por otro lado, una profesora del colegio afirma que el propio menor se habría retractado de la versión que aportó inicialmente, en la que aseguraba haber mantenido una relación sentimental con la docente que se habría prolongado durante varios meses.

«Igual cambiamos»

En las redes sociales, el padre del joven advirtió ayer que «no toleraría» el linchamiento que estaba recibiendo su hijo en los comentarios de la noticia. El progenitor salió en defensa de la versión de su hijo, consideró que «viendo las pruebas que hemos presentado tienen claro que hay relación» y apostilló que si la familia no ha presentado denuncia hasta ahora era «porque no queríamos hacer más daño por un error, no pensamos que (por) un error tenga que pagar hasta 12 años de cárcel». Sin embargo, dicho esto, apostilló: «Pero viendo esto igual cambiamos de postura». Enumeró calificativos recogidos en las redes como «niñato consentido, abusador, aprovechado, mal criado y mala gente» y deseó a quien dice esto no le pase algo parecido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos