La Policía puso 176 denuncias en un año por no recoger excrementos de perro

Supone un aumento del 30%. Los agentes pillaron in fraganti a 364, pero más de la mitad los limpiaron

I. VILLAR GIJÓN.

En el último año, la Policía Local tramitó 176 denuncias contra ciudadanos por no recoger los excrementos de los perros que estaban paseando, según informó el gobierno municipal en la última comisión de Movilidad, Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente. Este dato representa un incremento del 30,3% con respecto a 2016, cuando se presentaron 135 denuncias. Un año antes habían sido 110.

El informe cifra además en 364 el número de requerimientos realizados a personas que fueron pilladas in fraganti con sus perros defecando en la calle y sin intención de recoger las heces -en 2015 fueron 241 y en 2016, 287-. La mayoría de ellas accedieron a limpiarlas tras la llamada de atención de los agentes, salvo los 176 que no se mostraron receptivos y acabaron siendo denunciados.

La Policía Local destaca la dificultad de detectar esta infracción «porque es evidente que ante la presencia de una patrulla se cumple la normativa», de modo que las denuncias suelen obedecer a actuaciones «casuales». Considera «imprescindible» la implicación directa de la ciudadanía que sea testigo de este tipo de hechos, porque aunque no son sancionables si los agentes no lo ven en directo «su actuación sirve a efectos disuasorios y educativos ante una minoría de propietarios incívicos».

Registro de ADN

La última memoria de la empresa municipal de limpieza cifra en 11.383 las heces de perros que retiró de la vía pública en 2017. En la próxima comisión de Seguridad Ciudadana presentará un ruego para crear un registro de ADN de estos animales que permita identificar a cuál pertence cualquier excremento que se encuentre en la calle, para sancionar a su dueño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos