El Polígono urge el fin de las obras de la pasarela peatonal

Los vecinos se quejan por los «enormes trastornos» que producen estos trabajos y los relativos a la parcela aledaña a la iglesia parroquial del barrio

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

Después de varias semanas de quejas, la asociación de vecinos San Miguel del Polígono de Pumarín ha decidido interpelar directamente al concejal de Mantenimiento y Obras, Manuel Arrieta, con el objetivo de poner fin a las dos grandes obras que actualmente afectan al barrio. De esta forma, a principios de esta semana le hicieron llegar un texto en el que reclaman la inmediata finalización de las actuaciones en la pasarela peatonal que une el Polígono de Pumarín con Nuevo Gijón y en la parcela aledaña a la iglesia parroquial. «No se han terminado y no tienen visos de ello. Ya han provocado que hayamos tenido que suspender la muestra de talleres de fin de curso que todos los años se celebra por estas fechas», denuncia la entidad vecinal.

El «estancamiento» de las obras, que llevan activas desde los primeros meses del año, se están traduciendo en serias dificultades para trasladar material desde los locales de la asociación al colegio Evaristo Valle, lugar donde se desarrollan, desde el jueves, las fiestas del barrio. «Espero que entiendan este correo como exigencia de una respuesta y actuación inmediata, y no puedo más que trasladarles nuestra queja formal por haber llegado a esta situación de retraso con las obras», subraya la asociación. En el caso de la parcela, situada en una zona muy transitada del barrio, las obras de adecuación llevan tiempo «inmovilizadas sin sentido aparente». La actuación en la pasarela, por otro lado, sí parece dar muestras de estar finalizando. «Son retrasos que no tienen justificación seria que están produciendo trastornos enormes a los vecinos», concluyen.

Fotos

Vídeos