Poner más mesas de las autorizadas, principal motivo de sanción a las terrazas

Terrazas del paseo de Begoña. /DAMIÁN ARIENZA
Terrazas del paseo de Begoña. / DAMIÁN ARIENZA

El Ayuntamiento presenta cada año casi 160 denuncias, que suponen 96.000 euros, por incumplir la ordenanza

IVÁN VILLAR GIJÓN.

Una media de casi 160 denuncias al año. Es el resultado de la aplicación en la ciudad de la ordenanza de terrazas, cuyo articulado actual data del año 2013. El importe total de las sanciones, que van de 300 euros a 2.500 en el caso de las infracciones más graves, alcanza los 96.000 euros. En concreto, en 2016 se presentaron 157 denuncias y el año pasado 159. En lo que va de 2018, la unidad técnica de sanciones del Ayuntamiento ya tiene sobre la mesa 19 más. De estas 335 denuncias, 137 ya han sido archivadas tras su cobro (dos de ellas de este mismo año), 100 corresponden a sanciones firmes pendientes de cobro, 34 han sido objeto de recurso, 11 están en periodo de alegaciones y 53 se encuentran en tramitación, entre ellas 17 de este año. En el caso de que todas prosperaran por la cuantía recogida en la denuncia, la recaudación por las de 2016 ascendería a 95.770 euros, la de 2017 a 96.990 y la del primer cuatrimestre del año en curso a 11.590.

La adecuación de las terrazas de hostelería a la ordenanza vigente fue recientemente objeto de debate en la comisión de Urbanismo, donde Ciudadanos pidió explicaciones por lo que considera una «laxa aplicación» de las normas, en especial en lo que respecta al aspecto estético. «Basta con dar una vuelta por la ciudad para ver que muchas no cumplen con los criterios contemplados», criticó el concejal José Carlos Fernández Sarasola, quien pidió «garantizar unos estándares mínimos y razonables». El servicio municipal de licencias asegura que cada año registra en torno a 30 denuncias relacionadas con criterios estéticos y destaca entre ellas las correspondientes a la publicidad de marcas comerciales de bebidas sobre los elementos de mobiliario de las terrazas, los toldos y las mamparas. En concreto el año pasado se abrió procedimiento sancionador contra nueve terrazas. «Esta cuestión es importante. Estamos detectando que se están colocando sillas, mesas y sombrillas nuevas con publicidad de refrescos o cerveza. Y la ordenanza no lo permite», explica la directora general de Te-Crea, Purificación García. Menciona además la unión de toldos y mamparas «conformando una estructura» no amparada por el articulado de la norma municipal, la instalación de bancos o toneles en calles donde no se dispone del ancho mínimo necesario para autorizar la colocación de terrazas y la presencia sobre la vía pública de elementos decorativos «como macetas, moquetas, caballetes de publicidad e incluso mercancía para vender fuera del establecimiento, caso de bazares, fruterías y floristerías».

Multas de hasta 2.000 euros

El año pasado el principal motivo de denuncia fue la instalación de más mesas de las autorizadas, motivo por el que fueron señalados 29 establecimientos, frente a los 11 del ejercicio anterior. Este año ya van cinco. De las denuncias de 2017, 11 fueron por colocar una mesa de más, sancionable con 300 euros. Otros 10 locales excedieron su autorización en dos mesas, por las que tendrán que pagar 400 euros. Tres establecimientos afrontaron multas de 500 euros por superar el tope en tres mesas, y otros dos fueron sancionados con 600 euros por sobrepasar su permiso en cuatro mesas. Ya como infracción grave constan las denuncias contra dos locales que pusieron cinco mesas de más (750 euros) y otro que superó el límite en siete (1.050 euros).

Con 28 expedientes abiertos, consta como segunda causa más común de sanción (610 euros) la instalación de la terraza una vez caducada la autorización, que en 2016 había sido la infracción más común con 38 denuncias. Le siguen con 23 (30 en 2016) el apilamiento del mobiliario de la terraza en la vía pública durante su horario de funcionamiento «sin que concurran circunstancias meteorológicas adversas» (300 euros).

Hubo además 19 denuncias por instalar terrazas sin autorización, infracción muy grave castigada con 2.000 euros. Otras 16 por colocar elementos fuera de la superficie autorizada (300 euros). Y 13 por incumplir el horario de inicio o cierre, cuatro de ellas con una sanción de 1.510 euros por excederse en más de dos horas.

El año pasado se autorizaron 770 terrazas de hostelería, cifra que se prevé igualar este año. 349 que funcionan todo el año fueron renovadas de oficio y 421 de temporada están en tramitación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos