El premio Embajador a thyssenkrupp centra el foco en el sector corporativo

C. TUERO GIJÓN.

El próximo jueves, a las siete y media de la tarde, el centro de I+D+i de thyssenkrupp en Gijón recibirá en el patio dórico de Laboral Ciudad de la Cultura la distinción de Embajador 2017. Será la primera vez que una empresa obtenga este reconocimiento desde sus comienzos, en 2004. Se trata, han dicho desde el Club de Empresas de Turismo de Negocios, de reconocer la labor de un sector que, desde sus sedes en la ciudad, «contribuyen también y de manera notable, al turismo de reuniones». En el caso del centro gijonés de thyssenkrupp se han destacado los más de 20 eventos realizado e los últimos cinco años en Asturias, el 90% internacionales, o las de 300 personas del sector de todo el mundo que han visitado las instalaciones para aprender de su destacada tecnología en los dos últimos años. «Es un centro puntero a nivel mundial que cada año importa nuestra marca fuera de Asturias y de España a la vez que atrae turismo de negocios», señalan desde el Gijón Convention Bureau.

Porque atraer a ese sector corporativo es el otro gran objetivo a corto y medio plazo ya que, tras la crisis, las empresas empiezan a recuperar esos eventos «y se prevé un crecimiento del gasto por su parte». «Lo que vamos a buscar son prescriptores que se sientan identificados con la ciudad y que trabajen en el ámbito empresarial a nivel nacional e internacional para que puedan traernos aquí reuniones », explicaba a EL COMERCIO Daniel Martínez, presidente del Club de Empresas de Turismo de Negocios de Asturias.

En el recordatorio de los que ya han elegido Gijón para sus convenciones, presentaciones, aniversarios u otras reuniones se encuentran Mapfre, la red Aluminier Technal, Comunicalia, Dupont, la Petrolera Brasileña Ipiranga, o la más reciente de Acuña y Fombona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos