Una biblioteca y locales de ensayo, los planes para Tabacalera

Acto de presentación del plan de usos de Tabacalera
Acto de presentación del plan de usos de Tabacalera. / Daniel Mora

Varios colectivos defienden que los futuros usos del inmueble sirvan para «mejorar la realidad cultural, social y económica de Cimavilla y, por extensión, de Gijón»

EUROPA PRESS

Varios colectivos sociales, vecinales y culturales de Gijón han presentado un plan de usos para el edificio de Tabacalera que pretende convertir sus espacios en talleres, biblioteca, museo o locales de ensayo. Además, han propuesto al Ayuntamiento que su gestión se realice a través de una cooperativa que incluya a agentes públicos, privados y sociales del sector cultura.

A través de una nota de prensa, Plataforma Tabacalera Gijón, la Asociación de Vecinos Gigia Cimavilla, la Comisión de Festejos de Cimavilla y la Asociación de Hostelería Cimavilla han propuesto para el edificio de Tabacalera un plan de usos basado en el consenso entre colectivos "y que aborda la realidad social, económica, histórica y laboral del barrio y de la ciudad". Así se recoge en el plan de usos que han defendido este sábado frente a la antigua fábrica de tabacos, en la plaza Arturo Arias, junto a representantes de otras entidades y organizaciones como el Festival de Cine de Gijón, La Caja de Músicos, Espacio Local o Espacio Permacultural Laboral.

El documento aúna más de dos años de trabajos y diálogo con colectivos vecinales y agentes culturales de la ciudad, también integra las conclusiones del proceso participativo encargado por el Ayuntamiento de Gijón y elaborado por ARTImetria el año pasado, en el cual participaron 1.309 personas. El resultado ha sido una propuesta que pasa porque Tabacalera sea un espacio "que ayude a mejorar la realidad cultural, social y económica de Cimavilla y, por extensión, de Gijón". La plataforma defiende que para ello es fundamental que en el edificio se propicien usos que potencien los recursos materiales e inmateriales del barrio y de la ciudad, "de tal manera que se convierta en un lugar de trabajo, disfrute y referencia". "Un espacio integrado y abierto que dinamice, revitalice y ofrezca alternativas a los vecinos de Cimavilla y a los habitantes de Gijón, mediante un proyecto estable y de consenso que no se vea sometido a vaivenes políticos", han señalado.

Así, Tabacalera Gijón propone que el sótano esté dedicado a talleres productivos que den cabida a la tradición histórica ligada a los oficios de Cimavilla. "El sótano permitiría también su adecuación para talleres audiovisuales y locales de ensayo", han informado. En la planta baja proponen un uso museístico que recorriera aspectos históricos e identitarios de la ciudad, mientras que La Capilla albergaría actividades culturales. Por otro lado, han propuesto la primera planta para las oficinal del FICXixón y el trabajo de agentes creativos y representantes de las industrias culturales, además de una biblioteca/mediateca.

En la planta segundo han propuesto un espacio artístico polivalente con capacidad para la proyección de películas y otras actividades artísticas y con un aforo de más de 300 personas. Otros espacios de esta planta funcionarían como espacios expositivos modulares que se adaptarían a las circunstancias y necesidades. Por último, también en esta planta, en el edificio de la Vicaría, se plantearía un espacio dedicado a las Cigarreras.

Para llevar a cabo estas y otras ideas, Tabacalera Gijón propone a las administraciones que exploren el modelo de gestión de la cooperativa. Esta fórmula permitiría incluir a agentes institucionales, sociales, culturales y empresariales así como a productores, profesionales y usuarios. "Este ha sido un modelo exitoso en otros proyectos llevados a cabo en España y Europa, como La Friche La Belle de Mai, en Marsella", han indicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos