El presidente del TSJA pide ampliar la plantilla de jueces, aún lejos de la media europea

El público, entre los que se encontraban los egresados del curso 2016-2017, que recibieron sus diplomas durante la ceremonia. / A. GARCÍA
El público, entre los que se encontraban los egresados del curso 2016-2017, que recibieron sus diplomas durante la ceremonia. / A. GARCÍA

Ignacio Vidau imparte la lección magistral en la inauguración del curso de la UNED, donde aboga por hacer cambios en los partidos judiciales

E. RODRÍGUEZ GIJÓN.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ignacio Vidau, reclamó ayer ampliar la plantilla de jueces en todo el territorio nacional y que los nuevos puestos no se limiten solo a cubrir las bajas por jubilación. Lo dijo ayer en la inauguración oficial del curso en el centro asociado de la Universidad a Distancia (UNED), donde impartió la lección inaugural. En su intervención, señaló que en España «la ratio es de 11,2 jueces por cada 100.000 habitantes, un numero sensiblemente inferior a la media europea, que es de 21 por cada 100.000 ciudadanos. Por tanto -subrayó-, la necesidad de aumento de nuestra planta judicial para equipararnos con el promedio europeo es incuestionable». En comparación con el resto de comunidades, el dato de Asturias es bueno: de 14,1 magistrados, lo que supone «la ratio más alta de España, pero sigue siendo muy inferior a la deseable».

Esta solicitud forma parte de una decena de medidas que, desde su punto de vista, deberían ser los ejes de un Pacto por la Justicia, pues «a lo largo de los últimos treinta años la sociedad española ha podido comprobar cómo la Justicia sigue siendo la gran olvidada. Propuestas esenciales para su mejora no han encontrado otro destino que el cajón o directamente la papelera, al extremo de convertirse en tópicos o lugares comunes que, en cada convocatoria electoral, volvemos a escuchar».

Entre las iniciativas que planteó está una nueva organización de la Administración de Justicia, «que ha quedado obsoleta». En sentido, se refirió expresamente a la demarcación territorial que hay en Asturias, «con dieciocho partidos judiciales y que es fruto de la que quedó fijada en tiempos en que las comunicaciones eran muy deficientes». Además de aludir a que «el 70% de la población de Asturias se encuentra en la zona central y esto da lugar a un aprovechamiento bastante deficiente de los recursos», comentó «cómo hay partidos judiciales con una carga de trabajo escasa en la que existen dos juzgados, como es el caso de Grado, Lena y Laviana y, en cambio, hay otros juzgados únicos, como Luarca, Pravia, Cangas de Onís y Llanes, que tienen altas cargas de trabajo». Pero para poner en marcha esa demarcación judicial, ve preciso «superar algunos criterios sociopolíticos excesivamente localistas que habitualmente quieren convertir en una tragedia para su municipio la agrupación de los partidos judiciales».

Revisar el sistema de categorías profesionales para facilitar la promoción, implantar mecanismos que favorezcan la credibilidad de la justicia, un plan de inversión económica y la modernización tecnológica fueron otras de las demandas, entre las que sobresalió «la redefinición del régimen de competencias», que, indicó, «ha dado lugar a que exista una Justicia con diferencias crecientes en función de la comunidad de que se trate». A esto se une, añadió, «los sistemas informáticos de gestión procesal propios de algunas autonomías y, a veces, incompatibles entre sí».

104 alumnos en Criminología

Esas son las debilidades, pero quiso destacar las fortalezas, «como la independencia y la alta capacitación de jueces y magistrados». Así comenzó la ceremonia, en la que una parte de los 215 egresados recogieron sus diplomas y se dio comienzo oficial a un curso que viene marcado por la impartición del grado de Criminología, que, a falta de unos días para el cierre del plazo, hay 104 matriculados (64 mujeres y 40 hombres) y el máster en Prevención de Riesgos Laborales. Así lo indicó el director del centro, Juan Carlos Menéndez, quien apuntó que la UNED oferta más de cien títulos y cuentan con 5.000 alumnos matriculados. El consejero, Genaro Alonso, destacó la aportación regional al centro, «un valor social que hay que proteger», y la edil de Cultura, Montserrat López, resaltó que la UNED «facilita la igualdad de oportunidades».

Fotos

Vídeos