El primer centro para detectar autismo en bebés se abrirá en Castiello en 2018

La alcaldesa, Carmen Moriyón, presidió la firma del convenio para el nuevo centro.
La alcaldesa, Carmen Moriyón, presidió la firma del convenio para el nuevo centro. / PALOMA UCHA

Cajastur desbloqueó la cesión al Consistorio de las antiguas escuelas, que serán la sede de Adansi y de la asociación de vecinos de la parroquia

CHELO TUYA GIJÓN.

En febrero, Carmen Moriyón y Carmen de la Rosa llegaron a un acuerdo. La primera, alcaldesa de Gijón, se comprometió a utilizar los fondos de la Fundación Trapote, que preside como regidora, para financiar la apertura en Gijón del primer centro de detección precoz de autismo. Un equipamiento que contaría con 300.000 euros hasta 2020. La segunda, presidenta de Adansi, se comprometía a gestionar el centro, atender la demanda de las familias y contratar personal. Además, Adansi tenía que crear un «programa inmediato de intervención infantil temprana» que se mantendrá hasta los cuatro años del paciente.

En febrero, ambas sabían ya en febrero que la ubicación ideal para el proyecto eran las antiguas escuelas de Castiello de Bernueces. Sin embargo, no fue hasta ayer cuando la propietaria del inmueble, la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias, desbloqueó la cesión del edificio. Cesar José Menéndez Claverol, como representante de la entidad, firmó el convenio con Carmen Moriyón.

La rúbrica supone que los 3.580 metros cuadrados del edificio pasarán, de forma gratuita, a estar bajo el manto municipal. De las arcas locales saldrá el dinero necesario para las obras que permitirán que el sótano sea la nueva sede de la asociación de vecinos de Castiello de Bernueces, mientras las plantas baja y primera se conviertan en la sede de la única entidad asturiana especializada en Trastorno de Espectro Autista (TEA). Adansi tiene, en la actualidad, una residencia y un centro de atención en La Calzada, aunque su presidenta tiene claro que «necesitamos entrar cuanto antes en el edificio», porque, aunque aplaude el convenio como «un paso impresionante», recuerda la larga lista de espera que tiene la entidad, que atiende a 600 personas al año.

Rehabilitación integral

Una urgencia que el retraso en la cesión del local no permitirá atender. Según explicó la concejala de Bienestar Social Eva Illán, «el edificio necesita una obra muy importante. Será difícil poder ponerlo en marcha este año». De hecho, el presupuesto, que será aprobado hoy en la junta de gobierno, será «plurianual».

«Es una obra muy importante», insistió la concejala de Foro. Porque, como obliga la firma del convenio, el Ayuntamiento se compromete a rehabilitar todo el edificio. El sótano será adaptado y dividido en varios compartimentos, para que la asociación vecinal de la parroquia tenga allí su local social.

En cuanto a las plantas bajas y primera, también deberán ser rehabilitadas, ya que se necesita reparar todas las pareces, los techos, la pintura, la carpintería, los revestimientos y la fontanería. Todo el edificio necesita, en suma, un saneamiento integral, que afecta también a las instalaciones eléctricas y de calefacción.

Unos trabajos que harán casi imposible que el primer centro de diagnóstico de autismo en bebés abra sus puertas antes de 2018. El objetivo es que todos los bebés bajo sospecha de tener TEA sean sometidos a un diagnóstico en Adansi. La detección precoz evitará el retraso en la evolución de los menores.

Fotos

Vídeos