Primera sentencia en contra del Ayuntamiento de Gijón por los planes de empleo

Primera sentencia en contra del Ayuntamiento de Gijón por los planes de empleo

El equipo de gobierno recurrirá al Tribunal Superior de Justicia y pide al Principado que modifique la cláusula del año de contrato

S. G. A. GIJÓN.

Primera sentencia desfavorable a los intereses del Ayuntamiento a causa de los planes de empleo. Esta semana el Consistorio recibía el fallo del juzgado de Social número 3 de Gijón, que le condena por uno de los proyectos adscrito al servicio de Mantenimiento. El demandante había encadenado tres contratos de obra y servicio como oficial de albañilería, cuya duración total se prolongó más de un año para, recuerda el equipo de gobierno, así cumplir los requisitos del Principado.

En uno de estos contratos, el juzgado entendió que el proyecto no estaba correctamente definido y, también, ha considerado la relación laboral de más de un año como indefinida. Calificando, por tanto, su despido como improcedente. Ahora el Ayuntamiento tendrá que readmitir al trabajador como indefinido o indemnizarle por despido improcedente, con una cantidad de 2.078,86 euros. La edil Ana Braña anunciaba ayer que recurrirán el fallo al Tribunal Superior de Justicia y que, de ratificarse la condena, optarán por abonar la indemnización al demandante.

El equipo de gobierno, de Foro, reclamó al Ejecutivo regional que cambie la cláusula del año de contrato dado que con las condiciones actuales «es imposible garantizar la legalidad total y absoluta de los planes de empleo». El Ayuntamiento, además, seguirá incrementando los contratos en prácticas, que, recordó Ana Braña, «son los únicos que de momento se han resistido a los diferentes vaivenes judiciales».

De hecho, precisó el equipo de gobierno, el Ayuntamiento ha ganado seis sentencias en el mismo ámbito de obras en los otros juzgados de lo Social de Gijón y más de veinte sobre el resto de proyectos de los planes de empleo en los juzgados 1, 2 y 3 de Gijón. Y se han desestimado diez recursos en la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia.

En opinión de Ana Braña, esta sentencia recibida esta misma semana «corrobora» que el Principado ha de modificar la cláusula del año de contrato.

«La pena es que la justicia y el Principado no están entendiendo que hay ciertos colectivos que carecen de formación para acceder a un contrato formativo y si este criterio no cambia nos veremos obligados a contratar únicamente a personas tituladas en prácticas, una opción que ya ha tomado el Ayuntamiento de Avilés y que el Ayuntamiento está incrementando desde 2015 pero que implica un menor número de contratos», planteó la concejala de Hacienda.

En cuanto a este revés judicial -el primero desde que en septiembre de 2015 se modificaron los planes de empleo en el Ayuntamiento- el equipo de gobierno es «optimista» al confiar en que el Tribunal Superior de Justicia «mantenga su criterio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos