El Principado deja a Gijón sin el grado de Ingeniería de Organización Industrial

El rector de la Universidad, Santiago García Granda, y el director de la EPI, Juan Carlos Campo, en una imagen de archivo. / A. FLÓREZ
El rector de la Universidad, Santiago García Granda, y el director de la EPI, Juan Carlos Campo, en una imagen de archivo. / A. FLÓREZ

La EPI achaca el rechazo al «desconocimiento» del Gobierno regional y la Universidad tratará de que cambie de opinión y autorice la titulación

SARA GARCÍA ANTÓN GIJÓN.

En el último día del plazo, el Principado dio su respuesta. Y la «sorpresa» fue mayúscula en la Escuela Politécnica de Ingeniería. El Gobierno regional no ha autorizado que se implante en la EPI el grado en Ingeniería de Organización Industrial, una de las especialidades más demandadas en el ámbito laboral, al ser una formación transversal, y que la Universidad de Oviedo esperaba ofertar para el curso 2018-2019. No tan sorprendido se mostraba el rector, Santiago García Granda, quien indicó que la directora general de Universidades ya había manifestado su oposición a esta titulación.

No obstante, el rector no tira la toalla y alegará contra esta resolución. «Volveremos a hablar con la directora general de Universidades para ver qué tenemos que cambiar», avanzó ayer García Granda, convencido del «interés» que tiene esta titulación, que ya estuvo implantada en la EPI antes de la reestructuración a la que obligó el Plan Bolonia.

«Intentaremos hacer valer nuestros argumentos, creemos que es ahora el momento de poner en marcha ese grado, que no tiene un coste alto», defendió el rector, quien apuntó que en determinados sectores del Gobierno regional sí se ve con buenos ojos. Ahora, indicó, toca informar a la comunidad universitaria y redactar una respuesta para tratar de retomar el proceso para implantar Ingeniería de Organización Industrial.

Menos optimistas se mostraban en la EPI. Además de la «mala noticia» que supone en sí misma esta comunicación, los argumentos esgrimidos por el Principado para no dar su visto bueno al grado -avalado además por un gran consenso en la Universidad- no invitan, desde su punto de vista, a la esperanza. «Son, en muchos casos, contradictorios y demuestran un escaso conocimiento de la propia titulación», sostiene Juan Carlos Campo, director de la EPI, quien apuntó que es la «primera vez» que el Principado rechaza una titulación de la Universidad de Oviedo.

«Se mete en un terreno poco conocido, que es cómo deben ser las titulaciones. Quien mejor conoce cómo es una titulación es la Universidad. Que el Principado se ponga a elaborar los planes de estudios, además de peligroso, puede ser catastrófico, no porque no haya buena voluntad sino por desconocimiento», plantea Campo, quien califica de «preocupante» que en su rechazo al grado el Gobierno regional hable del 'equilibrio entre distintas ramas del conocimiento'.

«Se expone veladamente que ya tenemos muchas ingenierías y es un argumento muy dañino, que puede calar entre los desconocedores y que puede suponer un freno al desarrollo de titulaciones de futuro», advierte el director de la EPI, quien recordó que de todas las universidades públicas del norte de España, «Asturias es, a pesar de ser una comunidad muy industrial, la que menos titulaciones de Ingeniería tiene del total» a excepción de la de Santiago de Compostela, que, matizó, convive en la misma comunidad con las de La Coruña y Vigo.

«Hilarante e insólito»

Tampoco comparte que este grado coincida con otras enseñanzas ni que no se justificara bien el número de alumnos. «Que el Principado no duda de la buena acogida queda claro cuando en su informe habla de que 'podría suponer el trasvase de estudiantes de otras ingenierías con escasa demanda'». «Hilarante» resulta en la EPI otro de los argumentos, el que señala que esta titulación ya existe en Cantabria. «Suponemos que no es consciente de que la Universidad Europea del Atlántico es privada», replicó Campo. «El propio Principado ha apoyado recientemente la creación de un grado público en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte cuando un centro privado dijo que quería ponerlo en Asturias y adujo que debía ser público», recordó, además de indicar que en ese mismo centro cántabro también se imparte Ciencias del Deporte.

No convence tampoco la puerta abierta a que se implante como mención de grado o como máster. Lo primero sería un «caso insólito» en España, un «verdadero parche». «Sería como constituir el grado de Enfermería como una mención del grado de Medicina», expone Campo. Y sobre lo segundo, precisó que «no hay una sola Universidad» con ese máster que no tenga el grado previo. «El Principado oye campanas, pero no sabe dónde tocan», lamentó.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos