El Principado muestra su disposición a autorizar el grado de Organización Industrial en Gijón

Genaro Alonso.
Genaro Alonso. / ÁLEX PIÑA

Las alegaciones de la Universidad serán estudiadas en la comisión paritaria que podría ser constituida la próxima semana

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

El consejero de Educación, Genaro Alonso, se refirió ayer a la disposición de su departamento a dar el visto bueno al grado de Ingeniería de Organización Industrial solicitado por la Universidad de Oviedo y que, de forma inicial, había sido rechazado por considerar que la propuesta académica que se les había hecho llegar no estaba suficientemente justificada. La vía para enmendarlo será la negociación que se llevará a cabo en el seno de la comisión a la que el rector se refirió el pasado lunes durante la festividad de Santo Tomás de Aquino y que el consejero confía en que pueda constituirse ya la próxima semana. Su fin es decidir sobre la implantación y supresión de titulaciones en la Universidad de Oviedo. En ese marco, expuso Genaro Alonso en el Pleno de la Junta, se dará respuesta al escrito de alegaciones presentado por la institución académica.

El titular de Educación respondía así a una pregunta del diputado de Foro Pedro Leal, quien reconoció que «no esperábamos una oposición frontal» al grado de Ingeniería de Organización Industrial «porque es ir en contra de la comunidad educativa y empresarial de Asturias». Leal le instó a revisar esa negativa: «No pasa nada por rectificar una decisión que, desde mi punto de vista, es errónea». Añadió el diputado de Foro que ofertar este grado es positivo «para Asturias, para los futuros ingenieros y para atraer talento a la región».

Más información

Alonso había comenzado su intervención destacando «el innegable peso y relevancia para esta comunidad de la Universidad de Oviedo» y presumiendo de que el Gobierno regional lleva autorizados esta legislatura «dos grados, diez másteres y un programa de doctorado».

Respecto a la propuesta de la Universidad para implantar el grado de Organización Industrial en la Escuela Politécnica de Ingeniería (EPI) de Gijón, apuntó que ésta «se presentó con 57 días de retraso respecto al plazo establecido, lo que, per se, hubiera sido suficiente para invalidar seguir tramitando la propuesta». No obstante, «conscientes de su importancia, se hizo caso omiso y se emitió el preceptivo informe», relató.

En él consta lo ya conocido y publicado. Es decir, la negativa del Gobierno del Principado al grado por considerar «que la propuesta no especificaba adecuadamente la implantación del título ni datos como la demanda prevista de estudiantes, la escasa novedad de la oferta formativa, problemas de viabilidad económica y el porcentaje de materias coincidentes con otras enseñanzas universitarias, lo que llamamos duplicidad de créditos», se encargó de recordar el consejero. Con todo, se mostró confiado en «llevar a buen puerto» estos estudios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos