El Principado sostiene que ya hay «un sinfín de medidas e inversiones» contra la polución

El Principado sostiene que ya hay «un sinfín de medidas e inversiones» contra la polución
Nube de Arcelor, en una imagen de archivo. / DANIEL MORA

La Cámara de Comercio pide evitar «alarmismos innecesarios que dañan la imagen de Asturias», porque los parámetros legales «se cumplen»

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, que dirige Fernando Lastra, eludió ayer hacer valoraciones sobre la masiva participación ciudadana en la manifestación del domingo contra la contaminación celebrada bajo el lema 'Paraísu contamináu'. El Principado se remitió a las declaraciones realizadas la semana pasada por el consejero en la Junta General, donde consideró que si bien cualquier movilización es legítima, el eslogan elegido por la plataforma 'Asturies por un aire sano', entidad que convocó la protesta, «falta a la verdad, porque Asturias es un paraíso natural».

Lastra también defendió en su intervención la «diligencia» de la administración regional a la hora de velar por que no se produzcan episodios de contaminación y su trabajo para exigir a las empresas «las mejores tecnologías» para reducir su impacto sobre el medio ambiente. En este sentido, fuentes de la consejería destacaron ayer que «hay dos planes de calidad del aire que recientemente han sido revisados y mejorados con un sinfín de medidas e inversiones empresariales ciertamente cuantiosas». El Principado recuerda que, pese a la complejidad de esa relación, la sociedad asturiana «debe convivir» con la actividad industrial.

El Puerto defiende que «nadie está haciendo un esfuerzo económico tan importante»

Por su parte, el secretario general de la Cámara de Comercio de Gijón, Álvaro Alonso Ordás, recordó que «en los últimos años la industria asturiana en general y la de Gijón en particular han hecho inversiones millonarias para la mejora de su gestión ambiental, gracias a lo cual los índices de contaminación son extremadamente positivos». Señaló en este sentido que «con carácter general, los parámetros oficiales, muy rigurosos y exigentes, se cumplen de manera holgada, en muchos casos por encima de lo que marca la normativa».

Alonso Ordás reclamó a las entidades ecologistas «rigor en sus manifestaciones públicas para no crear un alarmismo innecesario e injustificado» que, en su opinión, «daña la imagen de Asturias como destino turístico y desincentiva futuras inversiones industriales en la región». En lo que respecta a las administraciones públicas, pidió «la máxima coordinación y lealtad institucional en bien del colectivo empresarial y del conjunto de la sociedad».

El secretario general de la Cámara de Comercio remarcó que «no hay sociedad desarrollada si no existe un potente sector industrial, que es sinónimo de empleo estable y de calidad». Hizo a este respecto un llamamiento a «evitar posturas tanto demagógicas como poco rigurosas y defender la industria y la empresa asturiana, que es tanto como defender Asturias».

Cuatro millones en 2017

Durante la multitudinaria marcha celebrada el domingo desde Begoña hasta la plaza Mayor no solo se puso el foco en la producción industrial, sino también sobre la actividad portuaria, y en particular sobre el almacenamiento de carbón en El Musel y la generación de nubes de polvo en los días de viento. Fue la propia alcaldesa, Carmen Moriyón, quien pidió a los responsables del Puerto «que no bajen la guardia y sigan dando alguna solución más» y consideró que las medidas adoptadas hasta el momento, aunque positivas, «parece que no son suficientes y que hay que hacer algo más».

La Autoridad Portuaria rechazó pronunciarse sobre estas declaraciones, si bien recientemente su presidente, Laureano Lourido, recordaba que «nadie está haciendo un esfuerzo económico tan grande para satisfacer las necesidades que demanda la sociedad» como la entidad que preside. Esa afirmación coincidía con la presentación de la barrera vegetal construida en la trasera del muelle Marcelino León para proteger los acopios de carbón de los vientos del sur. Además de esa medida se han adoptado otras como el apantallamiento del parque de carbones -se descarta su cubrimiento- y el asfaltado de viales y muelles, con una inversión de cuatro millones de euros en 2017. A ello se suma la nueva tolva adquirida por EBHISA, que minimiza la dispersión de polvo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos