La priora de Valdediós homenajea a Santa Teresa de Jesús en su pregón

La madre Olga María, junto a los representantes de la cofradía y hermandades y el párroco de San Pedro, Javier Gómez Cuesta. / FOTOS: PETEIRO
La madre Olga María, junto a los representantes de la cofradía y hermandades y el párroco de San Pedro, Javier Gómez Cuesta. / FOTOS: PETEIRO

Olga María del Redentor glosa la figura de la religiosa abulense, «el caso que mejor refleja la situación personal de los cristianos de a pie»

P. L. GIJÓN.

Olga María del Redentor, priora del monasterio de Valdediós, glosó la figura de Santa Teresa de Jesús en el pregón que ofreció ayer en la iglesia de San Pedro Apóstol con motivo del inicio de la Semana Santa. Lo hizo por dos motivos. En primer lugar, «porque es el caso que mejor refleja la situación personal de los cristianos de a pie, que vivimos en la gracia de Dios, pero sin dar el salto a la santidad». En este sentido, elogió la conversión de la religiosa abulense hacia esa espiritualidad máxima. El segundo motivo por el que la priora de Valdediós alabó a Santa Teresa -«mi madre»- fue porque en 2018 comienza el Año Jubilar Teresiano. Además de poner a la fundadora de la Orden de los Carmelitas Descalzos como ejemplo para los fieles, la madre Olga María hizo un intenso relato del sufrimiento de Cristo que se representa estos días. «Mucho más dolorosa que la Pasión del cuerpo fue la del alma de Jesús», señaló. En concreto, aludió a la soledad que padeció antes de morir en la cruz. «Por parte de la multitud, de sus discípulos y de sus más íntimos amigos», subrayó.

«Gracias por acordaros de esta pobre monja para pregonar la Semana Santa en Gijón», manifestó la religiosa, carmelita samaritana del Corazón de Jesús, a la cofradía y las hermandades de la ciudad, que la nombraron cofrade honoraria. El mismo agradecimiento que le evidenció el presidente de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades Penitenciales de Gijón, Ignacio Alvargonzález, quien mostró su esperanza en que el tiempo permita que los pasos salgan a la calle en los próximos días. Siete procesiones que la Hermandad de la Santa Vera Cruz, la Hermandad de la Santa Misericordia y la Cofradía del Santo Sepulcro llevan meses preparando «con ilusión y entrega».

Procesión infantil

Los penitentes ofrecerán novedades esta Semana Santa, recordó Alvargonzález. En el caso de la Santa Vera Cruz, sacarán el renovado paso de la Flagelación, con la incorporación de la figura secundaria de un sayón. Por su parte, el Santo Sepulcro retomará la porteo a hombros de su Cristo yaciente «tras años haciéndolo con medios mecánicos». Además, la Santa Misericordia conmemorará «el 75 aniversario de la primera salida a la calle con su Santo Cristo».

Además, la Virgen Dolorosa volverá a portar el puñal de plata que le fue robado el año pasado. También destacó Alvargonzález el paso de Santo Niño del Remedio, una talla de poco peso que portarán un grupo de niños. El pregón finalizó con la actuación del coro Sinenomine.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos