«No me une ningún tipo de relación extraordinaria con el alumno»

«No me une ningún tipo de relación extraordinaria con el alumno»
Entrada del colegio San Miguel en la mañana de ayer. / A. GARCÍA

La profesora del colegio San Miguel acusada de mantener una relación sentimental con un estudiante de 15 años del centro lo niega

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

La profesora del colegio concertado San Miguel, de Gijón, acusada de haber mantenido una relación sentimental con un alumno de 15 años del mismo centro educativo y apartada provisionalmente de las aulas, ha decidido romper el silencio. En una entrevista concedida a EL COMERCIO, realizada mediante cuestionario y en la que pide preservar su identidad y su imagen, la docente niega categóricamente las acusaciones vertidas sobre ella y afirma estar dispuesta «a llegar hasta el final» con tal de limpiar su nombre y su trayectoria.

-En primer lugar, ¿cómo se encuentra?

-Muy afectada. Y, sobre todo, muy sorprendida por la rápida difusión de un hecho que en ningún caso debió salir del ámbito del colegio. A mí se me pidió que guardase la máxima discreción el pasado jueves 17, y ya ve hasta dónde se ha llegado.

-¿Ha mantenido una relación sentimental o de cualquier otro tipo con este menor?

-Tajantemente, no. Mi relación con este menor, y con todos los que asisten al colegio, es la que puede tener cualquier persona normal y adulta, ya sea docente o no, que mantenga relaciones cordiales con quien convive. Lógicamente, no es el mismo trato el que tienes con niños/as de 7 u 8 años que con los que tienen 15 ó 16. Con los pequeños te encuentras en la calle siempre acompañados por sus padres. Con los otros, puede que no. De ahí a insinuar que pueda mantener una relación sentimental porque alguien haya podido malinterpretar alguna actitud me parece cuanto menos malintencionada. Posiblemente, quien haya aprovechado para divulgarlo no ha medido cuánto daño me pueda estar haciendo, pero hecho está.

-Entonces, ¿cuál es la relación que le une a él?

-Como le he dicho, no me une ninguna relación extraordinaria con él. La relación que me une a él, al igual que al resto, es de profesora a alumno. Le he dado clase en Segundo de Primaria y también he estado en sus clases como auxiliar educativa, ya que había un alumno con necesidades educativas motoras. En Sexto de Primaria he sido su profesora de Religión y he ido de excursión de fin de etapa con el grupo a Madrid durante tres días, siempre en calidad de profesora cuidadora. De esto hace cuatro años.

-¿Considera que el alumno ha actuado con mala fe o entiende que cuenta 'su verdad', aunque distorsionada de la realidad?

-Me cuesta creer que ni este alumno ni ninguno que me pueda conocer hayan actuado con mala fe. Me mantengo en la certeza de que alguien está manipulando esta situación, y no son precisamente los alumnos. No obstante, cabe la posibilidad de que se pueda distorsionar la realidad, claro que sí. Todos fuimos adolescentes. Pero, ¿acaso es ese un motivo para publicarlo en los medios de comunicación?

-Por tanto, ¿sospecha que esto pueda ser parte de un ataque personal contra usted?

- Parece lo más probable.

-¿Cómo se inició este problema? Es decir, ¿en qué momento se le notifican a usted los hechos que afirma el alumno?

-El jueves 17 de mayo, durante la pausa para el recreo, me llaman a dirección y me notifican que hay un rumor el cual se me acusa de mantener una relación extraescolar con uno de los alumnos. Dos horas más tarde se me comunica que, «por mi bien y por el del alumno», me quede en casa el viernes 18. El lunes acudo a mi puesto de trabajo, ya que no vuelvo a tener ninguna noticia por parte del centro, y antes del comienzo de la jornada escolar me entregan un documento en el que me comunican que estoy apartada del colegio sin ninguna sanción hasta nuevo aviso. Por la tarde, me citan para reunirme con el equipo directivo, me enseñan varias conversaciones (en papel) que, presuntamente, han conseguido del alumno, y me informan de que tiene el apoyo incondicional de la AMPA. También me dicen que tienen que informar a la Fiscalía de Menores, y que, «por el bien del centro», decida aceptar la baja voluntaria.

Apartada, sin sanción

-El centro asegura haber realizado diferentes indagaciones antes de tomar medidas contra usted. ¿Existieron tales indagaciones? ¿Cuáles fueron?

-Desconozco tales indagaciones, excepto las detalladas. De momento, la única medida contra mí es que estoy apartada del colegio, sin sanción, hasta nuevo aviso.

-Desde el colegio defienden que apartarla de las clases fue una decisión tomada con su consentimiento. ¿Es eso cierto?

-No. No es cierto. Fue el centro el que me instó a no asistir el viernes a mi puesto de trabajo. Y sigo en la misma situación desde entonces. Sin mi consentimiento.

-¿Se siente usted respaldada por el centro?

-Todo lo contrario. En ningún caso han tenido en cuenta mi situación. Lo único que les ha interesado desde el primer minuto ha sido la buena imagen del colegio.

-Entonces, ¿pasaron por alto la presunción de inocencia?

-Me han demostrado que en ningún momento me han considerado inocente. En ningún momento han creído mi versión, ni la han tenido en cuenta. Me pidieron máxima discreción sobre el tema y han sido ellos los que han llevado su versión a la prensa y a los demás medios.

-Por la gravedad de los supuestos hechos, tras haber trascendido públicamente, ¿ha tenido algún tipo de contacto con el menor?

-No. No procede.

-Las relaciones de un adulto con un menor son un tema muy de actualidad. ¿Se ha sentido maltratada por la opinión pública antes de que se clarifiquen los hechos?

- Sí, por parte de la dirección del centro y del AMPA, que han trasladado este tema a los medios de comunicación sin mi consentimiento. Sin embargo, también he recibido muestras de apoyo por parte de mis allegados.

Medidas legales

-¿Cree que han manchado su nombre y su honor como profesional?

-Por supuesto, ya que me están acusando de unos hechos muy graves, que no he cometido.

-¿Confía en poder recuperar su plaza en el colegio San Miguel?

-Todo dependerá de cómo se sucedan las cosas.

-¿Prevé tomar medidas legales contra alguno de los implicados en la situación?

-En estos momentos me estoy asesorando para valorar las acciones que debo decidir para defenderme. Posteriormente, con el mismo asesoramiento, decidiremos qué hacer.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos