La Semana Santa de Gijón incluye un paso en miniatura para que lo porteen los niños

La Semana Santa de Gijón incluye un paso en miniatura para que lo porteen los niños
Juan Antonio Rodríguez-Pládano, Ignacio Alvargonzález, Javier Gómez Cuesta y Alejandro Alonso, en la presentación. / PALOMA UCHA

El párroco de San Pedro incide en la importancia de que los más pequeños participen en las procesiones

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

Los pequeños cofrades de San Pedro tendrán su propia imagen para la procesión del Domingo de Ramos. Vestidos con sus túnicas rojas, «un color que además de simbolizar amor, amistad, sacrificio y esfuerzo es muy gijonés», portarán «con gran ilusión» una reproducción de poco peso y menor tamaño que la figura original del Santo Niño del Remedio. Así lo adelantó ayer Javier Gómez Cuesta, párroco de San Pedro, durante la presentación del programa de esta Semana Santa. «Las hermandades son una riqueza religiosa, artística y cultural, y se han mantenido vivas porque han tenido el cuidado, el entusiasmo y la pasión de sembrar la semilla en los niños pequeños», aseguró el sacerdote.

Es una de las novedades de la festividad de este año, que dará comienzo el viernes 23 de marzo con un concierto a cargo del Orfeón Condal de Noreña. El Sábado de Pasión, la madre Olga María del Redentor, priora del monasterio de Valdediós, leerá el pregón, tras el cual dará un concierto el coro Sinenomine. El Domingo de Ramos tocará en la plaza de Jovellanos la Banda de Música de Gijón. Es «el día de los niños», según Gómez Cuesta, y ellos serán los protagonistas de una jornada que continuará con la bendición de los ramos en el pórtico de la Capilla de los Remedios, seguida del paso infantil que terminará en San Pedro, con una misa solemne.

Trece pasos y 500 cofrades

Más de quinientos cofrades participarán en los trece pasos de esta Semana Santa. La Hermandad de la Santa Vera Cruz ha sido la encargada del diseño del cartel de este año, en el que muestran una imagen de la Flagelación, de 1957, restaurada tras muchos años en almacenes, que sacarán a la calle el Martes Santo junto con una talla sevillana de las Lágrimas de San Pedro. Al día siguiente, la procesión del Encuentro Camino del Calvario, que el año pasado fue «un auténtico éxito de público», reunirá a las tres cofradías y hermandades penitenciarias en la plaza del Marqués. La Virgen Dolorosa de la Hermandad de la Santa Misericordia estrenará un nuevo puñal de plata, tras el robo del original la pasada Semana Santa, así como un sayo de brocado dorado. La talla del Santo Cristo cumple además 75 años.

Por su parte, durante la mañana del Sábado Santo los cofrades del Santo Sepulcro llevarán a hombros a la Virgen de la Soledad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos