La propiedad de la 'Fortuna balnearia' lleva al juzgado la copia del ara romana

Original y copia. A la izquierda, el original de la 'Fortuna balnearia' y, a la derecha, su réplica promovida por el Club Rotario de Gijón y que está colocada, desde mayo, en la fuente del Mortero, en Tremañes./
Original y copia. A la izquierda, el original de la 'Fortuna balnearia' y, a la derecha, su réplica promovida por el Club Rotario de Gijón y que está colocada, desde mayo, en la fuente del Mortero, en Tremañes.

Manuel del Castillo presenta un acto de conciliación para que el Club Rotario explique ante el juez sus derechos de reproducción

ANDRÉS PRESEDO GIJÓN.

La controversia tenía todos los visos de terminar en los tribunales y al final así ha sido. Manuel del Castillo, propietario por herencia familiar de la 'Fortuna balnearia', un ara romana del siglo I, formalizó el pasado fin de semana el inicio de acciones legales contra el Club Rotario de Gijón después de que esta entidad promoviera la realización de una reproducción de la citada pieza para ser colocada en las inmediaciones de la fuente de El Mortero, en la parroquia de Tremañes.

Más noticias

Los hechos se remontan al pasado mes de abril cuando los rotarios gijoneses encargaron al escultor de Peñamellera Ramón Alzola una reproducción de la 'Fortuna balnearia', con el objetivo de cederla, con posterioridad, a la Empresa Municipal de Aguas (EMA), que sería la encargada de ubicarla, como así hizo finalmente, al costado de la fuente de El Mortero, una vez que esta última fuera restaurada. Allí, junto al poblado de Santa Bárbara, lleva la copia desde el pasado mes de mayo, con un panel informativo a su lado sobre la historia de la 'Fortuna balnearia' original localizada en este mismo lugar hace más de un siglo.

4 de abril
El Club Rotario de Gijón formaliza el encargo de la copia de la pieza.
9 de mayo
Patrimonio del Principado no puso trabas a la réplica ideada por los rotarios .
31 de mayo
El Club Rotario de Gijón asegura que «no es una copia exacta.
1 de septiembre
Manuel del Castillo inicia acciones legales en defensa de su derecho de propiedad.

El problema surge porque, en su momento, el propietario de la pieza arqueológica negó, de forma expresa, al Club Rotario de Gijón tanto la posibilidad de ver la piedra como la de hacer copia alguna de la misma, fuera cual fuera su objetivo. Manuel del Castillo acredita, en este sentido, tener todos los derechos sobre el ara romana, incluido el industrial y la posibilidad de reproducir la pieza. Esto es, a su entender, nadie puede atribuirse el derecho a copiar la piedra que es de su propiedad sin su expreso permiso o consentimiento.

Pese a las advertencias, el Club Rotario, avalado por el Ayuntamiento de Gijón a través de la Fundación Municipal de Cultura, encargó la reproducción de la 'Fortuna balnearia' al escultor de Peñamellera Ramón Alzola, al que proporcionó una piedra de cuatrocientos kilos para hacer la copia sobre la misma. El resultado puede verse sobre estas mismas líneas, aunque la interpretación es muy diferente según se trate de la propiedad del ara o de los promotores de la reproducción de la misma.

Para Manuel del Castillo está más que claro que se trata de una copia exacta de la 'Fortuna balnearia'. Es más, para avalar su punto de vista, además de lo que entiende que es una evidencia, aporta las declaraciones de la responsable de Museos de la Fundación Municipal de Cultura de Gijón, Paloma García, en una visita realizada a principios del mes de abril al taller de Ramón Alzola. En la misma, Paloma García se refería, en dos ocasiones, al trabajo del escultor como una «copia» de la 'Fortuna balnearia', postura avalada en aquel entonces por los responsables del Club Rotario de Gijón. Sin embargo, a posteriori, ambos aseguraron que no era una réplica y que «ni el tamaño, ni la piedra, ni los dibujos ornamentales son idénticos». Incluso apuntaron que «existen diferencias entre la réplica y el original en relación con los dibujos y demás elementos que la adornan, que han sido tomados a su vez de otras aras».

Evitar un futuro pleito

En suma, Manuel del Castillo, después de los meses transcurridos y una vez comprobadas las evidentes divergencias de criterio, ha decidido acudir a los tribunales para que el Club Rotario de Gijón, sus responsables de antes o de ahora, aclaren ante el juez, entre otras cuestiones, si pretendieron o no hacer una copia de la 'Fortuna balnearia', que acrediten si tienen derechos legales para ello y si, además de la copia cedida a la EMA, han realizado otras. Para ello, promueve un acto de conciliación como forma de evitar un futuro pleito; si recibe explicaciones que considere oportunas de quienes participaron en esta iniciativa, a su entender, sin atenerse a los mínimos preceptos éticos y legales.

Fotos

Vídeos