IU propone actualizar tasas con el IPC y un IBI diferenciado para grandes superficies

M. MORO. GIJÓN.

El grupo municipal de IU abrió ayer el debate sobre política fiscal en el Ayuntamiento adelantando las propuestas que llevará el próximo lunes a la comisión extraordinaria de Hacienda. Sus dos concejales, Aurelio Martín y Ana Castaño, avanzaron que plantearán la actualización con el IPC del año pasado (de junio a junio) de las tasas y precios públicos toda vez que los principales tributos municipales llevan congelados desde 2012. En el caso del IBI explicaron que abogarán por establecer un tipo de gravamen diferenciado en función del uso y valor catastral, una posibilidad que brinda la Ley Reguladora de Haciendas Locales, para grandes superficies con actividad económica como centros comerciales, industriales y deportivos. Quedaría excluido, aclararon, el IBI residencial.

Los concejales de la coalición de izquierdas son asimismo partidarios de aumentar el tipo de gravamen a propiedades de características especiales como es el caso de El Musel.

Otra de sus propuestas pasa por imponer un recargo de la cuota líquida a inmuebles desocupados permanentemente y, en especial, aquellos que son propiedad de la banca. En el caso de las entidades financieras los dos ediles de IU también pedirán que se aumente la tasa que pagan por los cajeros automáticos. «IU nunca ha estado en la tómbola de las rebajas fiscales», expusieron.

Junto a las medidas para generar más ingresos municipales, los ediles adelantaron que propondrán también bonificaciones en el IBI para familias numerosas o en la licencia de construcción (ICIO) cuando se acometan obras para suprimir barreras arquitectónicas en portales de comunidades de propietarios.

Martín y Castaño remarcaron que «no se trata de recaudar más para sufragar la nueva renta social, sino también para pagar EMTUSA, arreglar calles o las actividades de la Universidad Popular, entre otros muchos servicios».

Fotos

Vídeos