Prorrogado el contrato para atender los comedores de las escuelas de 0-3 años

La junta de gobierno adopta esta medida ante el «inminente» inicio del curso, mientras sigue tramitando el concurso para adjudicar el servicio

S. G. A. GIJÓN.

El Ayuntamiento ha prorrogado el contrato para prestar el servicio de comedores de las escuelas infantiles a las empresas que venían haciéndose cargo, Hijos de Luis Rodríguez y Serunión. La primera, de suministro de productos alimenticios; y la segunda, de cocina.

La junta de gobierno celebrada ayer adoptaba esta decisión dado que aún no se ha resuelto el concurso para adjudicar este servicio, al que optan cuatro empresas y que debió convocarse por segunda vez dado que en el primero no se ajustaba el precio al coste real de los alimentos.

Ante el «inminente» inicio del curso en estas escuelas de cero a tres años, explica el Ayuntamiento, se ha tomado esta medida que «garantiza» la prestación del servicio. Asimismo, indica que las dos empresas citadas han cumplido con el contrato «a entera satisfacción». «El mantenimiento del servicio se realizará en las mismas condiciones hasta que se produzca la nueva adjudicación», añade el Consistorio.

Mientras, sigue adelante el proceso de licitación del nuevo contrato para el servicio de comedor, en el que tiene un papel primordial el criterio de sostenibilidad medioambiental y que se guía por procedimiento abierto y tramitación urgente, aunque ya no entrará en vigor el 1 de septiembre, cuando empieza el curso de cero a tres años. El contrato tiene un valor estimado de unos 600.000 euros, IVA incluido, y se prolongará hasta el 31 de marzo de 2018.

Así, se hace necesario otro contrato a partir de esta última fecha. Motivo por el cual, indicó el Ayuntamiento, se iniciarán las gestiones para tramitar un contrato plurianual que «estará adjudicado» antes del 31 de marzo de 2018. Contará con un precio de licitación mayor y recogerá cuestiones -detalla el equipo de gobierno- como la necesidad de optimizar los recursos económicos a través de un solo contrato para el suministro de productos alimenticios y el servicio de cocina, el mantenimiento de las condiciones laborales del personal a subrogar, la introducción de alimentos de producción ecológica para fomentar la alimentación saludable y la incorporación de productos de comercio justo. También se incluirá un plan de gestión de residuos.

Los responsables municipales hicieron hincapié en que el contrato inicialmente abierto quedó desierto por el precio de licitación, que había sido fijado «en base a una partida reservada y asignada con anterioridad» a la inclusión de los criterios de optimización económica e inclusión de productos ecológicos. Al incorporar estas exigencias, el precio «no resultaba rentable» para las empresas. También precisaron que este curso el alumnado a media jornada podrá usar el comedor escolar, «un gasto adicional no contemplado en el presupuesto por ser posterior a su aprobación».

Fotos

Vídeos