«Si hay un proyecto sólido, los hosteleros lo apoyarían»

La segunda planta del edificio, que cuenta con comercios, el Mercado de Aldea y varias oficinas, es uno de los espacios con menos uso.
La segunda planta del edificio, que cuenta con comercios, el Mercado de Aldea y varias oficinas, es uno de los espacios con menos uso. / AURELIO FLÓREZ

Otea y el Ayuntamiento se muestran a favor de un replanteamiento del mercado, aunque dependiendo siempre de la iniciativa privada

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

La idea de un Mercado del Sur rejuvenecido es atractiva para todas las partes de la ciudad. Representantes de la hostelería y el Ayuntamiento han mostrado su interés en que la clásica construcción gijonesa vuelva a ser uno de los centros neurálgicos del comercio y la economía de la ciudad. «Actualmente es un espacio que parece estar carente de contenido, como puede pasar con San Agustín. Si hay un proyecto sólido detrás para renovarlo, el hostelero seguramente lo apoyaría», defiende Javier Martínez, vicepresidente de Otea.

A ojos de Martínez, la transformación del mercado en una alternativa gastronómica semejante a la de otras ciudades sería positiva «para llamar la atención» de turistas y vecinos, que por lo general ya no conciben el espacio como un referente dentro de la ciudad. «Imagino que, sobre todo en la parte de arriba, habrá algunos problemas relativos a la propiedad», lamenta. Sin embargo, el esfuerzo se debería realizar «si se confecciona un proyecto ilusionante para todos», asevera.

El director general de Empleo, Mercado y Consumo, Pelayo Barcia, también se ha mostrado a favor de implicar a los agentes necesarios para dar un impulso al Mercado del Sur. Según apunta, desde el Ayuntamiento las líneas de actuación son limitadas a causa de la titularidad privada del edificio. Sin embargo, desde su departamento se podría colaborar «con los trámites legales, con ayudas a la contratación o a través del Centro Municipal de Empresas». A su juicio, el proyecto de remodelación lleva tiempo en la mente de los grupos políticos. «El representante de Izquierda Unida en el consejo de Mercados y Consumo ya preguntó en un par de ocasiones sobre el tema», afirma.

Cambio de dirección

El organismo al que alude Barcia se reúne dos o tres veces al año y, según afirma, tanto «partidos políticos como comerciantes y consumidores» se mostraron a favor de hacer realidad el cambio de dirección. «Todos coincidieron que sería interesante revitalizar el lugar», indica. Por tanto, a expensas de que llegue un inversor para darle forma al proyecto, «el Ayuntamiento apoyaría el proyecto» dentro de sus competencias.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos