El PSOE califica de «tomadura de pelo» el último balance «triunfalista» sobre las obras

El concejal César González, en la sala de prensa municipal. /  D. MORA
El concejal César González, en la sala de prensa municipal. / D. MORA

Cifra en 8,9 millones los fondos para inversiones no iniciadas y aprecia problemas en una treintena de actuaciones

I. VILLAR GIJÓN.

El concejal socialista César González calificó ayer de «tomadura de pelo» la reciente comparecencia de la alcaldesa para informar del estado de las obras en la ciudad, en la que presentó un balance que el PSOE considera «triunfalista». Moriyón señaló que de 106 inversiones comprometidas en 2016 y 2017, había un 41% terminadas, otro 34% en ejecución y un 20% en licitación o pendientes de salir a concurso, y negó que en Gijón existiera un «problema general» con la ejecución de las obras, más allá de algunos casos excepcionales como los de Marqués de San Esteban o la plaza central del Polígono. «Hay que tener la cara muy dura para venir aquí y decir que todo es maravilloso y va sobre ruedas», criticó González, quien aseguró que estas inversiones están dando problemas «en todas las fases», desde el diseño de las actuaciones, hasta su licitación y posterior ejecución.

Como respuesta al análisis de la regidora, el concejal del PSOE presentó un listado de 30 obras sin iniciar, sin finalizar, con retrasos, paralizadas, desechadas o con una ejecución deficiente. En algunas se dan al mismo tiempo algunas de estas circunstancias, como por ejemplo la propia reforma de Marqués de San Esteban, iniciada con retraso, aún sin recepcionar y con muchos problemas de ejecución, o la transformación del colegio Cabrales en escuela infantil, todavía no iniciada pese a que contaba ya con dotación en los presupuestos de 2013.

En la relación aparecen entre otras la pasarela ciclopeatonal de acceso a Nuevo Roces, cuya licitación quedó desierta; la remodelación de Río de Oro, que ya estaba presupuestada en 2016; la reforma de patios en La Camocha y la cubierta de la pista polideportiva de Cimavilla.

César González cifró en 8,9 millones la suma de las obras presupuestadas en 2017 «que ni siquiera han comenzado» e indicó que si se hubieran ejecutado en su totalidad «la regla de gasto se habría incumplido por más de 15 millones de euros».

Por otra parte, la concejala Ana Castaño, de IU, criticó que solo se hayan gastado un 20% de los 477.000 euros que había previstos en 2017 para obras en los museos municipales. También lamentó la ausencia de fondos en 2018 para pequeños compras en museos y bibliotecas, que impedirá la adquisición y renovación de fondos. «El Museo del Pueblo de Asturias para hacerse con un cartel que les interesaba ha tenido que pedir a una asociación que lo comprara y se lo donara», aseguró.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos