El PSOE exige el relevo de Pelayo Barcia para negociar el presupuesto con Foro

José María Pérez, ayer, durante su rueda de prensa. / AURELIO FLÓREZ
José María Pérez, ayer, durante su rueda de prensa. / AURELIO FLÓREZ

También reclama la compra de Naval Gijón y la reformulación de la renta social, entre otras propuestas que suman 50 millones de euros

MARCOS MORO GIJÓN.

El PSOE reclama propuestas cuantificadas en 50 millones de euros y el relevo fulminante del director general de Empleo, Pelayo Barcia, para sentarse a negociar el presupuesto con el gobierno local. Los socialistas, conscientes de que pueden tener la llave para aprobar las cuentas de 2018, han ido más allá de presentar exigencias concretas para que se incorporen al proyecto presupuestario.

Su portavoz, José María Pérez, dejó claro que no se fía de un gobierno local, el de Carmen Moriyón, que «sistemáticamente incumple sus acuerdos de Pleno, pese a votar a favor de muchos» y que ahora recurre al PSOE como recambio de Xixón Sí Puede tras la decisión de la alcaldesa de no municipalizar la ayuda a domicilio.

Pérez explicó que para su grupo, además de ver reflejados los números que reclaman en el presupuesto, es «imprescindible» la reorganización de las áreas de gobierno. En concreto, «una mayor integración de las áreas de empleo y servicios sociales». Dos áreas que hasta ahora, según criticó el portavoz socialista, se «han dado la espalda» por culpa de responsables políticos que han sido incapaces de garantizar su coordinación. Por eso, para que se puedan abordar los compromisos que se derivarían de la aceptación por parte del gobierno local de este presupuesto alternativo, el jefe de la oposición exige al menos el relevo del actual director general de Empleo, Pelayo Barcia, ya que duda mucho de que la regidora destituya a las concejalas al frente de estas dos áreas: Ana Braña y Eva Illán.

Sabedor de que el PSOE plantea un programa de máximos para negociar, Pérez hizo hincapié en que la responsabilidad de confeccionar un presupuesto «es única y exclusivamente del gobierno, que es quien debe elaborar una propuesta viable y buscar los acuerdos necesarios para sacarlos adelante». En referencia a la marca local de Podemos, manifestó también que «la responsabilidad es compartida con sus cómplices, los que les mantuvieron en el gobierno de la ciudad y les han venido sosteniendo durante estos dos años, a pesar de que ahora quieran marcar distancias porque se acercan las elecciones».

Las propuestas presupuestarias del PSOE trasladadas ayer al equipo de gobierno suman 50,2 millones de euros y están distribuidas en tres epígrafes: empleo y desarrollo económico con casi 23 millones, 10 millones para atención a las personas y 18 millones para intervenciones en barrios.

En el apartado de empleo y desarrollo se destinan cuatro millones de euros a un plan de atención personalizada (orientación, formación y empleo) a personas desempleadas en situaciones de dificultad social. Estaría dirigido entre otros a los beneficiarios del programa de la renta social y, por tanto, conllevaría una reformulación de dicho programa.

También se incluyen nueve millones de euros para la adquisición de la finca de La Formigosa, para posibilitar la ampliación del Parque Científico y Tecnológico, y 5,4 millones para la compra de los terrenos de Naval Gijón con el mismo fin.

En el bloque dedicado a la atención a las personas se propone destinar casi cinco millones de euros al desarrollo de programas dirigidos a las familias, a la infancia, a la accesibilidad o a la prevención de adicciones. Asimismo destacan casi dos millones para el desarrollo de iniciativas culturales o la escuela infantil de El Llano en la parcela de Peritos y 3,3 millones para acometer acuerdos aprobados en materia deportiva que aún no están ejecutados (como la compra del campo de fútbol de Jove).

En el apartado destinado a barrios los socialistas proponen ocho millones para rehabilitación de fachadas y barrios degradados ( dos millones serían para Contrueces y Monteana). Otros 5,6 millones serían para un plan de reforma y asfaltado de 36 calles, entre las que se encuentran la calle Río Eo y las avenidas de Pablo Iglesias y Manuel Llaneza.

Más tiempo para negociar

Por su parte, la edil de Hacienda, Ana Braña, anunció ayer que el equipo de gobierno prolongará el periodo de negociación presupuestaria con los grupos de la oposición. La previsión inicial era que el documento económico fuera aprobado el próximo lunes por la junta de gobierno para iniciar a continuación el periodo de presentación de enmiendas. Sin embargo, ahora Braña prioriza alargar las conversaciones con los grupos para tratar de garantizar aritméticamente los apoyos necesarios para sacar adelante el proyecto presupuestario en el Pleno extraordinario de diciembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos