PSOE, XsP e IU en Gijón advierten de que prohibir el debate sobre Cataluña vulnera derechos democráticos

JORGE PETEIRO

«Un ayuntamiento como el de Gijón, que todo el día está pregonando diálogo, no puede negarle a la gente la posibilidad de celebrar un debate para que la gente discuta sobre este asunto u otros», dice José María Pérez

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

Los tres grupos municipales de la izquierda, que suman mayoría en el Ayuntamiento de Gijón, manifestaron esta mañana su rechazo a la decisión de Carmen Moriyón de denegar el uso del salón de actos del Centro Municipal de El Llano para un debate sobre el referéndum de independencia de Cataluña, al entender que, más allá de los diferentes posicionamientos sobre este asunto, esa negativa supone una vulneración de derechos democráticos.

«Mi posición respecto a lo que se debe hacer en Cataluña y sobre la actuación del gobierno catalán es muy diferente a la de Joan Tardá (diputado de Esquerra Republicana que iba a participar en el acto), pero no se puede negar el derecho a que alguien exprese su opinión, solo porque es distinta a la nuestra», señaló el portavoz del grupo municipal socialista, José María Pérez. «Un ayuntamiento como el de Gijón, que todo el día está pregonando diálogo, no puede negarle a la gente la posibilidad de celebrar un debate para que la gente discuta sobre este asunto u otros. Me parece impropio del año 2017 y de un sistema democrático como el que tenemos», añadió.

El portavoz de Xixón Sí Puede, Mario Suárez, calificó la decisión de la alcaldesa de «atentado a la libertad de expresión» y consideró «incongruente» que en un principio se basara la negativa en la decisión del Tribunal Constitucional con respecto a la ley del referéndum pero después de que los organizadores alegaran que en el debate también habría ponentes críticos con las posiciones independentistas «revocan el permiso alegando que el acto no obedece a los intereses para los que están puestos los centros municipales. Suena raro, porque todos los grupos políticos venimos celebrando actos de todo tipo en ellos». Suárez hizo extensiva a Podemos y Equo la postura del grupo que encabeza y añadió irónicamente, en referencia a las últimas críticas del PP sobre las medidas aprobadas por el gobierno municipal en materia urbanística y fiscal, que «esto demuestra la 'podemización' de Foro».

Desde IU Aurelio Martín consideró que «el asunto es grave» y aseguró ver detrás de esta decisión «un guiño de Foro hacia su electorado de derechas, al que busca contentar a base de pisotear los derechos de los ciudadanos a reunirse, debatir y utilizar los espacios públicos». Recordó que su formación «tiene una posición muy clara con respecto al referéndum, en el que no participaremos porque entendemos que no reúne las condiciones democráticas para participar en él. Pero la decisión del Ayuntamiento no tiene que ver con eso, sino con otra cosa».

Fotos

Vídeos