«No participaré en un reparto de puestos»

José Ramón García, Monchu, en La Calzada./PURIFICACIÓN CITOULA
José Ramón García, Monchu, en La Calzada. / PURIFICACIÓN CITOULA
José Ramón García, Monchu. Candidato a la secretaría general del PSOE gijonés

«Pachi me pedía que fuera con él, no venir él conmigo. No se puede vender el relato de 'ellos' y 'nosotros'. A mí me gusta sumar no dividir»

CHELO TUYAGIJÓN.

«Solo no puedes. Con amigos, sí». Creció con la 'Bola de cristal' como programa de referencia, así que el mensaje de 'mejor en equipo' le caló. Y mucho. En equipo juega desde siempre a baloncesto, pese a ser hijo de El Chato, el mítico jugador del Gijón Industrial. En equipo puso en marcha Abierto hasta el Amanecer en 1996 y luego, «cuando dejé de ser joven», Mar de Niebla, en 2004, dos programas nacidos en La Calzada y especializados en los jóvenes. Y en equipo quiere llegar ahora a ser el nuevo secretario general de los socialistas gijoneses. En un equipo propio, del que rechaza etiquetas, sobre todo la de 'aparato'. José Ramón García, Monchu, (Gijón, 1972), concejal y secretario de organización de la gestora, no descarta que haya una candidatura de unión, pero pide «desdramatizar» si no se logra.

-«Os voy a contar un secreto», dijo para contar que se presentaba. Secreto a voces el suyo.

-(Risas) Por eso lo hice. No soy de publicaciones muy serias en las redes sociales, por lo que quise empezar haciendo un poco de broma.

-¿Cuándo tomó la decisión?

-Antes del congreso regional.

-¿Es usted el 'aparato'?

-(Risas). No puedo serlo. No solo por la pinta que tengo, sino porque toda la vida estuve en contra de las etiquetas, de las familias, de las cuotas. Estoy en la familia socialista y soy el candidato de los socialistas.

-No apoyó a Sánchez a Ferraz ni a Barbón a la FSA.

-En el proceso de Ferraz yo aposté por Patxi López. No era iluso, sabía que la situación era muy difícil para él, pero me parecía la apuesta. Y salí derrotado... Tremendamente derrotado (Risas). En el proceso autonómico estuve con Josechu, sin tener nada que objetar a la candidatura de Adrián, con el que tengo relación personal y buena. Pero nunca me gustó ese juego de unos, otros, nosotros, ellos. Ese relato nunca me convenció. Ni ahora ni nunca.

-Siempre ha habido familias en su casa. UGT, SOMA, renovadores...

-Sí, sí, puede que las haya habido y que haya gente que las valore, pero yo siempre intenté romper con eso.

-Usted es un fichaje de Sariego.

-Sí. Él era el secretario general de la agrupación socialista y fue Paz Fernández Felgueroso la que tomó la decisión de llevarnos al grupo. A mí y a César González.

-¿Qué hace un asesor municipal?

-Bueno, yo era un asesor Berlingo, que lo mismo valía para la faena que para el paseíllo (risas). Quiero decir que lo mismo insonorizaba un acto, montaba un mitin o te acompañaba a una reunión. Me sentí muy cómodo por que el PSOE contara con César y conmigo, que veníamos del mundo asociativo. Pero somos varias generaciones las que nos incorporamos en esa época.

-Como Iván Álvarez Raja y José María Pérez (Josechu)...

-Es que coincidíamos en muchos espacios. Con Iván, cuando él estaba en Juventudes Socialistas y yo en Juventud Obrera. He tenido, y tengo, una gran relación con él. A Josechu le vi, por primera vez, en Abierto, en una visita que nos hizo.

-¿Y qué pensó de él?

-(Risas) Que iba a ser difícil que coincidiésemos en el mismo espacio político él y yo.

-¿Y qué piensa hoy?

-Que estoy muy a gusto con él. El PSOE tiene un espacio muy ancho.

-¿Le queda recorrido político?

-¿Cómo no va a tener recorrido político Josechu? El talento no se puede desperdiciar y él tiene mucho.

-¿Ha recibido Josechu patadas que iban para otro?

-Los resultados de las elecciones estuvieron marcados por el surgimiento de una fuerza nueva amparada por dos canales de televisión que trabajaron salvajemente para ella.

-¿La Sexta y...?

-La Sexta y Cuatro, ambas de grupos de derechas, lanzaron a Podemos. Nosotros recibíamos el ataque de nuestro adversario ideológico, la derecha, pero también de uno estratégico, el que quería ganar votos a costa del PSOE. Nuestro trabajo ahora es recuperar a esos votantes. Que ya han visto para qué sirve votar a Podemos: para que Moriyón sea alcaldesa.

-Alguien puede decir que cómo van a apoyar Podemos a Josechu si ni siquiera ustedes lo han hecho.

-Pero eso no es cierto.

-Él perdió las elecciones a la FSA. Incluso en Gijón.

-Pero eso es otro tema. Nosotros somos oposición porque Mario Suárez del Fueyo quiso que fuésemos oposición. Nuestra mano siempre estuvo tendida, pero ellos no estaban dispuestos a hablar. Cuando se les derribaban los argumentos, los cambiaban. Ellos no quieren un acuerdo. Nosotros, sin embargo, sí. Los mejores avances de esta ciudad se hicieron bajo gobiernos socialistas con pactos con otros grupos.

-Y entre ustedes, ¿va a haber pactos? De momento, hay tres candidatos confirmados: Dulce Gallego, César González Herrerías y usted. ¿Es posible una lista de unión?

-¿Por qué tiene que haberla? Debemos desdramatizar, que se presenten varios equipos con sus proyectos no es malo. Nuestro tronco es común: el PSOE. Ahora, puede que acabe habiendo una lista.

-¿Puede?

-Puede haber una candidatura de unión, no digo que no, pero sí puedo asegurar que yo no voy a participar en ninguna historia que parezca un reparto de puestos. Mi lista va a ser de personas comprometidas, de gente que puede aportar para que recuperemos ese espacio que perdimos, para atraer a votantes o simpatizantes que se fueron. Que nos digan qué no les gusta e intentemos crear un proyecto conjunto.

-¿Ha hablado con el resto de aspirantes?

-Hablé con todos.

-¿Llamó usted o le llamaron?

-Me llamaron. Yo llamé a César González Herrerías.

-Pachi Blanco acaba de autodescartarse. ¿Desde cuándo sabía usted que eso iba a suceder?

-No sabía que Pachi no se vaya a presentar. De hecho, le siguen pidiendo que se presente.

-¿No lo supo en el instante en que usted le dijo que no habría candidatura conjunta?

-Él contemplaba la posibilidad de presentarse si estábamos con él algunos, pero Pachi me pedía que fuera con él, no venir él conmigo.

-Y con su amigo Iván Álvarez Raja... ¿habla ahora?

-Con él hablo muchísimo, porque tenemos una gran relación desde hace mucho. Veo que, ahora, él dice unas cosas en público, pero en privado cuenta otras.

-¿Secretos desvelables?

-No. Solo tengo que reconocer que él me planteó en su momento que podíamos estar juntos. Le dije que para lo que había que hacer en el partido yo podía hacerlo bien.

-¿Y él no?

-No en el mismo nivel.

-¿Y cómo se lo tomó?

-Supongo que no muy bien. Luego no me llamó más (risas). No se puede vender el relato de 'ellos' y 'nosotros' cuando todos venimos a partirnos la cara por el PSOE. Prefiero sumar a dividir.

-Critican que la gestora no presente informe de gestión.

-Resulta extraño, porque quien lo dice tiene más experiencia que yo. Ni la gestora alargó los plazos ni tiene que presentar informe de gestión. Nunca lo ha hecho una gestora del PSOE. Y en los plazos, cumplimos el mandato de la Ejecutiva federal: convocar en el marco del 39 congreso. El que acaba de celebrarse. Y la asamblea será dentro del calendario previsto: el 26 de noviembre.

Más noticias

Fotos

Vídeos