El Puerto de Gijón extiende la red ferroviaria, en ancho ibérico, al Muelle Norte

El Puerto de Gijón extiende la red ferroviaria, en ancho ibérico, al Muelle Norte
Zona del superpuerto adonde llegarán las conexiones ferroviarias. / JORGE PETEIRO

Saca a licitación la asistencia técnica del proyecto en 205.581 euros y prevé urbanizar una franja de 200 metros

Marco Menéndez
MARCO MENÉNDEZGijón

La Autoridad Portuaria de Gijón ha decidido acometer una de las actuaciones más importantes para el desarrollo de la ampliación portuaria, como es la licitación del proyecto para extender la red ferroviaria a los nuevos muelles. Una de las principales características históricas de El Musel era que todos sus muelles contaban con conexión ferroviaria, algo que dejó de ser así con la inauguración de la ampliación. Ahora, se pretende solucionar esa circunstancia, ya que se trata de una conexión muy demandada.

El Puerto acaba de sacar a licitación, en 205.581 euros (248.753 euros, IVA incluido), la asistencia técnica para la elaboración del proyecto de ordenación del Muelle Norte y de sus accesos, tanto ferroviario como viario. Aunque hasta ahora se han realizado diferentes actuaciones de pavimentación en la zona más próxima al cantil, el hecho de que el movimiento de mercancías (en especial graneles sólidos) esté creciendo en los últimos años, hasta rozar en 2017 los tres millones de toneladas, ha hecho que se prevean unas mayores necesidades tanto de superficie urbanizada como de accesos en un futuro cercano. Este proyecto tiene como objetivo conseguir un desarrollo «coherente» de la ampliación.

La prolongación de la red ferroviaria en el Muelle Norte condiciona por completo la urbanización y la construcción de los accesos viarios. De ahí la necesidad de hacer una planificación conjunta. En concreto, la urbanización y sus procesos constructivos afectarán a los primeros 200 metros de la línea de muelle desde el cantil. Esa urbanización incluirá todos los elementos necesarios para que se pueda utilizar como zona de acopio de graneles sólidos, incluyendo los accesos viarios que completen a los actuales y los de ferrocarril. Los accesos habrán de conectar con la red actual por, al menos, dos lugares diferentes desde la bifurcación del Dique Torres.

Una característica fundamental de la extensión de la red ferroviaria del puerto es que será en ancho ibérico (actualmente tiene ibérico y métrico), partiendo de la vía en el arranque del muelle del Ingeniero Olano. El proyecto incluirá los pasos a nivel y cambios de vía necesarios, así como los instrumentos de señalización.

Un aspecto que habrá de tener en cuenta el contratista que se haga con el proyecto es la previsión de futuro que tiene la Autoridad Portuaria de Gijón para esos espacios. Así, contará con información no solo sobre las actuales infraestructuras desarrolladas en la zona, sino también de varios proyectos potenciales y que, aunque no están aprobados, sí son objeto de análisis por los responsables portuarios. Además, se habrán de tener en cuenta actividades con demandas potenciales, como para mercancía general, graneles líquidos y productos industriales.

En paralelo, deberán realizar dos estudios: uno, sobre la circulación del tráfico terrestre, y otro, sobre la gestión y uso de las aguas pluviales para el riego de los acopios de graneles. El primero de ellos deberá tener en cuenta tanto el tráfico potencial futuro como la gestión de los flujos de circulación, su fluidez y organización, y el correcto acceso a las distintas parcelas proyectadas. Prevén asimismo medidas ambientales como pantallas o lavarruedas, entre otras.

La adecuada gestión de las aguas pluviales es otra de las preocupaciones de los responsables portuarios, que prevén su tratamiento y almacenamiento para utilizarlas en el riego de acopios u otros usos en el puerto, como en cañones de riego y nebulizadores empleados en el Muelle Norte o habilitando puntos de recarga de camiones cisterna para la limpieza viaria. Se prevé que sean necesarios desde grupos de bombeo hasta la conexión con la red de saneamiento del puerto.

En tres meses

La licitación del proyecto fue aprobada por el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Gijón el 15 de marzo y las ofertas se pueden presentar hasta las 14 horas del 20 de junio. El adjudicatario dispondrá de 95 días a partir de la fecha del acta de inicio para realizar los trabajos y en la adjudicación se tendrán en cuenta varios criterios. Los económicos solo supondrán el 40% de la valoración, mientras el 60% se basarán en la experiencia y la cualificación del personal, y en el plazo de entrega del trabajo.

La activación de este proyecto supone el relanzamiento de los muelles de la ampliación, que dobló tanto la superficie de acopio como la lámina de agua portuaria y que hasta el momento solo usan los graneles sólidos y los buques de crucero.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos