Pumarín y Castiello celebran San Miguel sin 'veranín'

Paellada con la que los vecinos y visitantes de Pumarín disfrutaron a la hora de la comida. / P. CITOULA
Paellada con la que los vecinos y visitantes de Pumarín disfrutaron a la hora de la comida. / P. CITOULA

Vecinos y visitantes disfrutaron de una paellada, juegos infantiles y baile en las fiestas parroquiales

O. S. GIJÓN.

El veranín de San Miguel este año se adelantó y dejó lluvia en las fiestas que le honran durante el fin de semana. Aún así, los parroquianos y visitantes de Castiello y Pumarín disfrutaron ayer de una jornada dedicada por entera al disfrute, agua aparte.

En el barrio de Pumarín la protagonista indiscutible fue la gran paella que al mediodía degustaron decenas de personas bajo la carpa de la fiesta. La previsión de la comisión de festejos pasó por no arriesgar en la celebración que inaugura el otoño en la ciudad. Por la tarde, más comida. Los socios recogieron el bollo, lo que dio paso a la exhibición de zumba, a cargo del grupo de la asociación de vecinos. La orquesta Pasito Show puso a bailar a los asistentes a la verbena. El programa festivo para hoy incluye sesión vermú y por la noche el plato fuerte, la actuación de la orquesta Assia.

En la parroquia de Castiello, también bajo una carpa para guarecerse de la lluvia, los vecinos y visitantes disfrutaron de una gran pulpada para la cena después de que la tarde estuviese dedicada a los juegos infantiles. Hoy el día arrancará a las 13.15 horas con una misa cantada por Los Gascones y la posterior procesión. Habrá una comida infantil con cuidadoras y a las tres de la tarde, una corderada para los mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos