«No queremos seguir en estas condiciones lamentables»

Estado de los techos del edificio. / JORGE PETEIRO

Trabajadores de la Casa Sindical denuncian la «terrible situación» del edificio y urgen cambios

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

La Casa Sindical de Gijón fue fundada en 1966 con la intención de convertirse en un edificio referencia en Asturias. Sus siete plantas, servicios como comedor, biblioteca o gimnasio, un teatro para más de 500 espectadores y un coste de catorce millones de las antiguas pesetas, avalaban al que estba destinado a convertirse en uno de los lugares más simbólicos de la ciudad. Nada mas lejos de la realidad. Sesenta años después, la Sindical se encuentra en «un estado lamentable», a decir de sus trabajadores, y parece abocada a la demolición.

Techos y electricidad

Los sindicatos que mantienen sus oficinas en el edificio hablan de una situación límite a causa de los graves desperfectos acumulados. «Este edificio no pasaría ninguno de los controles mínimos necesarios para habilitar un centro de trabajo. Está en completa ruina», afirman desde Comisiones Obreras.

Tras las lluvias de los últimos días, la situación ha empeorado más si cabe, con una avería que parece definitiva en el sistema eléctrico y la caída parcial de algunos techos. «Nos da igual dónde nos cambien la sede, pero no queremos continuar trabajando en estas condiciones lamentables», se quejan desde el sindicato, a la vez que apremian una solución al Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos