«Queríamos conocer las tecnologías con las que trabajarán nuestros nietos»

El profesor Antonio Fernández explica a una alumna las aplicaciones de las gafas de realidad virtual. /  DANIEL MORA
El profesor Antonio Fernández explica a una alumna las aplicaciones de las gafas de realidad virtual. / DANIEL MORA

Los alumnos sénior de la UNED despiden el curso de Tendencias de Nueva Era con un análisis de la realidad y las monedas virtuales y la impresión 3D

LAURA CASTRO GIJÓN.

«Queríamos conocer las tecnologías con las que trabajarán nuestros nietos y no quedarnos atrás». Este es el objetivo que se marcaron Puri Pérez Martín, Ángela Llanes y Carmen Martín, alumnas sénior del centro asociado de la UNED que asistieron ayer a la última clase del curso sobre Tecnologías Emergentes: Tendencias de Nueva Era. Como ellas, otros 27 alumnos mayores de 55 años se despidieron de estas clases con unas «breves pinceladas» sobre realidad virtual, impresión 3D y monedas virtuales.

«Es importante que aprendan viendo las herramientas en acción», explicó el profesor de este curso, Antonio Fernández. Y a ello se pusieron. Con una impresora de 3D hicieron colgantes y se colocaron las gafas de realidad virtual para visitar otros escenarios. También aprendieron a descargarse aplicaciones a sus teléfonos móviles para ver en qué consiste la realidad aumentada.

«Estos avances permiten, por ejemplo, a los médicos estudiar una operación con mucho más detalle del que podrían dar un vídeo y un libro», señaló el profesor Fernández. Facilitarían, de igual modo, el trabajo a las inmobiliarias, pues «podrían enseñar propiedades sin necesidad de visitarlas de forma física usando unas gafas de realidad virtual».

Todas estas aplicaciones no pasan inadvertidas para los alumnos. «En lo que a las nuevas tecnologías se refiere, estamos curados de espanto», aseguró Daniel Apilánez. Su compañera de clases Pilar Riveiro añadió que «los avances son extraordinarios», aunque consideró que no llegarán a disfrutarlos. No obstante, «sería interesante poder poner la lavadora mientras estás dando un paseo por el Muro», apuntó entre risas. Muchos de los alumnos ya conocían estas herramientas. «Incluso hay una diseñadora de moda que ha creado ropa con una impresora 3D», comentaba Ángela Llanes. Aun así, ella y sus compañeras Puri Pérez y Carmen Martín decidieron inscribirse en el curso para no «quedar desfasadas». «No queremos ser las amas de casa tradicionales. Nos rebelamos contra esa idea», dijo Llanes. De hecho, estas tres alumnas sénior son asiduas a los cursos impulsados por la UNED.

«Hemos ido al de Antropología, Sociología, Música y Arte. Nos negamos a quedarnos en el sofá durmiendo la siesta y viendo la televisión», añadió Pérez.

Sus ganas son clave. «No hay conocimiento si no se pone pasión en ello», comentó la coordinadora de la UNED Sénior, Remedios Zapico, quien animó a los alumnos a seguir «disfrutando con su formación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos