«Aunque se quiera crear, no veo que haya debate sobre los toros en Gijón»

Ángel Junquera, sobre la arena de El Bibio./DANIEL MORA
Ángel Junquera, sobre la arena de El Bibio. / DANIEL MORA

Ángel Junquera. Nuevo presidente de la plaza de El Bibio, hace balance de la Feria de Begoña | «Esperaba una mejor respuesta del público en la Feria, ya que algunos días hubo muy buen cartel y podría haber venido más gente»

ÓSCAR PANDIELLOGIJÓN.

Con la jubilación de Ismael Camilo, la figura de presidente de El Bibio cambió de manos dieciséis años después. Le sustituyó Ángel Junquera, inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía y hasta entonces delegado gubernativo de la plaza. Tal como reconoce, su vinculación a los toros viene «de muy lejos, de cuando mis padres me llevaban a la plaza de pequeño». Esta afición la combinó con su desempeño profesional en Castellón, Bilbao y Gijón. La recién concluida Feria de Begoña, sin embargo, no es la primera con él de presidente. «Ya lo fui en 2011 por problemas de salud de Ismael. Los nervios que tuve de aquella no son comparables», afirma entre risas.

-¿Qué balance deja esta Feria de Begoña?

-En la faceta que me corresponde como presidente se ha desarrollado de una forma muy buena. En otros aspectos como público, o apartado artístico tienen que ser otros los que hagan el análisis. No ha habido ningún problema grave y el delegado no me transmitió ninguna incidencia. El viernes se tuvo que alterar el orden de lidia porque hubo un problema en chiqueros y Talavante lidió un toro de 'El Fandi'. Fue la única cosa, que se transmitió al público por megafonía. Un aspecto mínimo.

-De todas formas, como aficionado, sí podrá opinar de los demás aspectos.

-Sí es cierto que esperaba una mejor respuesta del público. Hubo días con muy buen cartel y podía haber venido más gente. Eso sí, económicamente no sé cómo repercutirá, ya que esa no es mi parcela. Con el rejoneo, por ejemplo, sigue habiendo muy buena respuesta, como ya se vio el año pasado. Como aficionado sí me decepcionó la afluencia de público en la primera corrida, la del jueves día 10. Cuando tomé la presidencia y vi tan pocos espectadores... ese fue el día que más me chocó, sobre todo con Padilla, Castella y López Simón, tres matadores bien contrastados. No sé si es porque fue el primer día o porque otros años se empezaba con la novillada, pero ese cartel debería haber estado al nivel de otras corridas.

-¿Pasó algo similar el Día de Begoña?

-Efectivamente, y eso que suele ser el día más tradicional cuando la gente se apunta solo a una corrida.

-¿Y respecto a las corridas?

-Hubo de todo. Aquí en Gijón estamos acostumbrados en los últimos años a un gran éxito artístico, abriendo todas las tardes la puerta grande con incluso más de un torero. Este año no ha sido así, muchas veces por fallos con la espada, a la hora de entrar a matar. Eso ha privado a algún torero de salir a hombros por la puerta grande. De no ser así habría sido diferente.

-¿Hubo falta de lucimiento de cara a los aficionados?

-En la Feria Taurina de Gijón había una buena oferta, eso está claro. Yo empecé aquí en 2001 y no cabe duda de que la Feria ha ido a más año tras año. Se ha mejorado en todos los aspectos. Cada aficionado puede tener su opinión, pero de los toros que han estado este año se ha devuelto solo uno y ninguno presentó problemas. Las reses estuvieron todas bien, respondieron. Luego se pueden pedir otras ganaderías, como La Quinta, pero si el toro está bien presentado no hay más. Luego, como todas las veces, si sobre el ruedo no da juego no se puede hacer nada.

-¿Es la Feria de Begoña la más potente del norte?

-La más fuerte es la de Bilbao, con esa no se compite. No solo por tradición, ya que Gijón lleva más de 100 con su feria. Pero por el número de festejos y todo lo que la envuelve, Bilbao está un escalón por encima. Fuera de ahí, Gijón es la más importante y, de hecho, siempre vienen las primeras figuras del toreo. Igual podría abrirse el pliego a otros toreros: Ureña, Urdiales o Marín, por ejemplo, no se les ha visto torear por aquí.

-¿Le gustaría ver a alguien en concreto?

-Me gustaría ver a nuevos toreros que están despuntando. Al igual que este año conocimos a Roca Rey, que ha venido por primer año y creo que ha sido el triunfador de la feria. Cortó dos orejas y salió por la puerta grande. También estuvo muy bien Colombo, el novillero.

Debate antitaurino

-¿Cómo valora la manifestación antitaurina del pasado domingo?

-Las personas que demuestran su rechazo a la fiesta taurina tienen derecho a manifestarse, como así hacen. Estoy a favor de los toros, pero respeto su opinión. Hoy por hoy es mayor el número de personas que acuden pagando a la plaza que el de manifestantes. El día que eso cambie, pues ya estamos hablando de otra cosa. Lo ideal es que por ambas partes todo se haga de forma respetuosa, que en la mayoría de los casos es así. Siempre que el espectáculo sea legal y haya una empresa que lo quiera organizar, no hay ningún problema en hacerlo.

-La afición taurina en la ciudad, por tanto, ¿va para largo?

-Yo creo que sí. Aunque haya años con entradas más floja, la gente suele responder. Después ya depende de la economía, de los carteles...

-¿Qué opina de la consulta que propone Xixón Sí Puede para prohibir los toros en la ciudad?

-No veo por qué sería necesario hacerla. ¿Por qué para los toros y no cualquier otra actividad?

-El debate social, sin embargo, está abierto.

-Se quiere crear y hay corrientes que hacen hincapié en ello, pero yo no creo que exista debate taurino en Gijón. Tengo claro que no convenceré a un antitaurino y que él no me va a convencer a mí. Yo vivo aquí y al ir a los bares no veo a nadie en ningún círculo con la preocupación porque haya o no haya toros en Gijón. El Bibio, además, ya se usa para muchos eventos culturales más.

Fotos

Vídeos