Quince años de arte gráfico sobre papel y pantalla

Alumnos revisan una maqueta de EL COMERCIO. / E. C.

El IES Emilio Alarcos alcanza el aniversario del ciclo de edición y diseño con el reto de la digitalización

GLORIA POMARADA GIJÓN.

«El diseño gráfico está en todas partes, en catálogos, en páginas web....». «Lo que pasa es que todavía no se quiere pagar por ello». «Y así vemos ciertas cosas por ahí». Lo cuentan las profesoras de artes gráficas María Martínez, Aurora Junquera y Beatriz Gutiérrez. Las tres imparten en el IES Emilio Alarcos el ciclo de diseño y edición de publicaciones impresas y multimedia, único de este tipo en Gijón y que este 2017 alcanza su decimoquinto aniversario.

Beatriz Gutiérrez, hoy jefa de departamento, fue una de las encargadas de poner en marcha los estudios, hasta entonces ofrecidos únicamente en Oviedo. «El primer curso estaba todo sin montar, fue duro pero año a año hemos ido mejorando», rememora. Desde sus orígenes, dos han sido «los cambios bruscos», el paso de la LOGSE a la LOE hace tres años y la revolución impuesta por la digitalización. A pesar de que la mayor carga de la titulación corresponde al diseño gráfico, el currículum se ha renovado para ajustarse a la realidad del mercado. «Estamos haciendo libros electrónicos, publicaciones digitales o páginas web» explica Gutiérrez, encargada de las asignaturas de multimedia. «Nunca llego a tiempo, cuando tengo el material preparado ya salió una cosa nueva», añade entre risas. Los alumnos conviven también con la creciente dualidad de las artes gráficas: el papel frente a la pantalla. «Los libros tienen que ser de papel», defiende Alberto Montes, alumno de veinte años que anhela trabajar como editor. La diversificación de perfiles es otro de los cambios que los profesores han observado en los últimos años, especialmente a raíz de la crisis económica. «Viene gente de más edad, algunos con carrera. Este año, por ejemplo, tenemos varios filólogos», destaca la jefa de departamento.

Al primer curso de la titulación, centrado en nociones más teóricas, se suma en segundo el período de prácticas en empresas. Desde abril a junio, diecisiete alumnos del ciclo completaron su formación en trece empresas, en su mayoría asturianas. No obstante, una de las alumnas del ciclo realizó las prácticas en una compañía de videojuegos de Londres gracias al programa Erasmus Plus.

Más prácticas en empresas

De cara al curso 2018-2019, el IES Emilio Alarcos ya ha comenzado a preparar su adhesión al programa de FP Dual, que permitiría pasar de las 380 horas de prácticas actuales a un total de mil repartidas entre los dos años de estudio. «Estamos indagando las empresas que estarían interesadas», señala Gutiérrez. Antes de febrero, mes en el que se presenta a la consejería de Educación la solicitud, los propios centros deben encontrar una cartera de empresas comprometidas con el programa.

«Es muy importante que tengan a gente joven. Les refresca, son los nativos digitales quienes saben lo que se está moviendo realmente», valora Aurora Junquera, profesora de producción editorial y marketing. «Iniciativa y ganas de trabajar» o «versatilidad» son algunas de las cualidades que estas profesoras, dicen, pueden aportar sus alumnos a las compañías que se adhieran a la FP Dual. En estos quince años, los alumnos de artes gráficas del Emilio Alarcos han pasado por medio centenar de empresas y talleres. «Siempre suelen contratar a alguien, uno o dos», precisa la jefa de departamento.

Algunos, como el alumno de primero Borja Castropol, son conscientes de la realidad del mercado laboral, pero mantienen firme su voluntad de dedicarse a las artes gráficas. «Es difícil encontrar trabajo porque en Asturias no hay muchas empresas de esta rama, pero siempre queda trabajar por cuenta propia».

Fotos

Vídeos