La rampa del Muro se renueva en primavera

La escalera 2, que presenta vistosos daños en el firme. / AURELIO FLÓREZ
La escalera 2, que presenta vistosos daños en el firme. / AURELIO FLÓREZ

El mal tiempo había dejado este invierno decenas de adoquines rotos, que ahora son sustituidos

A. COLLADO GIJÓN.

La Escalera 2 de la playa de San Lorenzo ha comenzado su particular operación bikini. Ayer se iniciaron las obras para sustituir las decenas de adoquines rotos que presentaba, tras sufrir los virulentos efectos de los temporales de invierno. El pasado 4 de enero, el Muro amaneció con cuantiosos desperfectos en buena parte de su trazado.

Entre ellos, la rampa presentaba vistosas heridas en su firme. Entonces, el concejal de Mantenimiento Urbano, Manuel Arrieta, cifró el 15.916 euros los daños causados por el oleaje en todo el mobiliario urbano del paseo.

El recuento de daños que elaboraron aquellos días los técnicos del Ayuntamiento de Gijón fue extenso. Según pudieron comprobar, se vieron también afectados 55,10 metros de barandillas, 18,45 metros de pasamanos, 13 de botaolas y una farola situada en la Escalerona. Las partes más afectadas fueron las comprendidas entre la escalera 2 y la 4, para cuya recuperación de pavimentos el Consistorio comprometió la compra de 150 metros cuadrados de baldosas.

De este modo, la rampa lucirá una renovada cara cuando el buen tiempo llegue a la región. Cabe recordar que muchos asiduos al arenal no solo la utilizan para acceder a la playa, sino también para descansar sobre ella y absorber los primeros rayos de sol.

No fue la única novedad que ayer se encontraron los gijoneses que pasearon por la playa. Las lluvias de las últimas semanas y el deshielo han provocado que el nivel de agua que muestra el cauce del río Piles suba.

A finales del mes pasado, cuando un temporal de lluvia anegó algunas calles de la ciudad y, en especial, la zona rural, el río gijonés ya amenazó con desbordarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos