USO reclama a EMTUSA un protocolo para las sillas de ruedas

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

La sección sindical de USO en la empresa municipal EMTUSA solicitará a la dirección que «sea clara y concisa en cuanto al acceso de los vehículos de movilidad reducida» a los autobuses urbanos, con el objetivo de que «no haya duda alguna entre usuarios y conductores». Así lo indicó ayer a EL COMERCIO Pedro Luengo, secretario general de USO en EMTUSA, a raíz de la denuncia presentada por una gijonesa discapacitada a la que se le impidió subir al autobús por ir en una silla tipo 'scooter', tal y como publicó anteayer este periódico.

Luengo explicó que, «hasta ahora, la empresa no ha sido clara, porque no ha dado a los conductores ningún protocolo a seguir. Lo que no podemos permitir es que toda la responsabilidad caiga siempre sobre las espaldas del conductor».

Según indicó Pedro Luengo, «hemos solicitado este protocolo hace un año, pero no nos lo dan». El caso es que reconoce que las personas que utilizan este tipo de sillas de ruedas «tienen derecho a subir como cualquier ciudadano, pero hay que aclararlo a los conductores».

Una silla de ruedas no puede acceder al autobús si el vehículo va lleno y siempre tendrá preferencia sobre un cochecito de bebé.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos