El rector confía en un acuerdo que salve la titulación de Organización Industrial

El rector, Santiago García Granda, al inicio del Consejo de Gobierno. /  PABLO LORENZANA
El rector, Santiago García Granda, al inicio del Consejo de Gobierno. / PABLO LORENZANA

Los grupos municipales aprobarán hoy en el Pleno una declaración de apoyo a la implantación de los estudios en la Escuela Politécnica

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

La propuesta de la Universidad de Oviedo, a instancias de la Escuela Politécnica de Ingeniería (EPI) de Gijón, para implantar la titulación de Ingeniería de Organización Industrial sigue sumando apoyos. Ayer fue el Consejo de Gobierno de la institución académica el que reiteró su respaldo a un grado al que ya había dado el visto bueno el 4 de octubre pasado. Hoy, en el Pleno, serán los seis grupos municipales los que aprueben una declaración institucional de apoyo a la oferta de estos estudios en el campus de Gijón. Todo, después de que la Consejería de Educación, quien tiene la última palabra en este sentido, diera a conocer hace apenas diez días su negativa a un título que la Universidad esperaba poder ofertar en el curso 2018-2019. Lo hizo argumentando, entre otras razones, una «escasa demanda».

El rector, Santiago García Granda, que ya tras conocer la hasta entonces inédita decisión del Principado aseguró no dar por perdida la batalla, se mostró ayer optimista respecto a las posibilidades de alcanzar un acuerdo con el Gobierno regional que permita, finalmente, implantar estos estudios en la Universidad de Oviedo. Unos estudios que ya se impartieron en la EPI entre 1994 y 2001 y desaparecieron por la reestructuración que llevó implícito el Plan Bolonia. Ante los integrantes del Consejo de Gobierno de la Universidad, García Granda negó encontrase en un escenario de confrontación con el Principado y expresó su confianza en que las negociaciones con el departamento que dirige Genaro Alonso lleguen a buen puerto y se consiga una solución que satisfaga a ambas partes.

El de la implantación del grado de Ingeniería en Organización Industrial fue el segundo y último punto del orden del día de una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno que dedicó prácticamente todo su tiempo -duró poco más de una hora- a esta cuestión. Varias de las intervenciones apuntaron asimismo la necesidad de agilizar la constitución de una comisión que se encargue de elaborar una planificación global de las nuevas titulaciones o de aquellas en las que se considere preciso una modificación, para presentarlas en conjunto a la Administración regional. Quizá de haber contado con ese trabajo previo, de haber incluido el grado de Organización Industrial en ese 'mapa de titulaciones', opinan algunos, la respuesta hubiera sido otra.

Los partidos instan a la Universidad y a la Consejería de Educación a negociar una soluciónEl Consejo de Gobierno de la Universidad reitera su respaldo al nuevo grado de Ingeniería

Debate por el contenido

En la línea de reclamar un acuerdo que haga posible la implantación de estos estudios en el campus de Gijón -como defiende también el sector industrial y empresarial de la región- va la declaración institucional que hoy aprobarán en Pleno los seis grupos municipales.

El contenido de la misma fue motivo de debate hasta unas horas antes de la sesión plenaria. Porque si bien todos los grupos coinciden en la importancia de unos estudios «que responden a los nuevos retos que plantea nuestro sistema productivo y que se adapta a las necesidades y potencialidades de Gijón», el PP se quedó solo en su defensa de hacer constar que éstos se oferten «con preferencia de las titulaciones de grado y máster». El resto de grupos consideraba innecesaria tal apreciación.

En la declaración también dejan constancia del trabajo académico, docente e investigador desarrollado en el campus gijonés, como «un legado y un patrimonio que es preciso optimizar y revalorizar adaptándose a los nuevos tiempos». De ahí su coincidencia en señalar que la titulación de Ingeniería de Organización Industrial «mejoraría la oferta disponible en nuestro campus, así como la del conjunto de la universidad asturiana, al tiempo que ofrecería al alumnado una formación científica, tecnológica y de gestión empresarial que daría lugar a perfiles profesionales que han experimentado un gran auge en los últimos tiempos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos