La recuperación llega a la Feria del Stock

Visitantes en la primera jornada de la Feria del Stock, que superó los cuatro mil asistentes. / AURELIO FLÓREZ
Visitantes en la primera jornada de la Feria del Stock, que superó los cuatro mil asistentes. / AURELIO FLÓREZ

«Muchos ya vienen a hacer negocio con productos de temporada invernal», dice Heredia | El encuentro permite comprar con la tarjeta de la renta social en los establecimientos adheridos al programa

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

La Feria del Stock admite pagos en efectivo, con tarjeta y, desde esta edición, con la renta social. El evento bianual es una oportunidad excepcional para adquirir productos con descuentos de hasta el 80%. También para los beneficiarios del servicio municipal, que por primera vez podrán abonar sus compras con la tarjeta de la ayuda municipal en los estands adheridos al programa.

Apenas una hora después de la apertura, en el puesto de ropa de bebés Mandarina Baby ya habían realizado la primera venta a una beneficiaria de la renta social municipal. Y a pesar de que este es su primer año en la cita, en este puesto no paraban de despachar. «Estamos desbordadas. Lo pusimos todo a precios de 5, 10, 15 y 20 euros... ¡Y tenemos cosas muy guapas!», decían entre venta y venta María Rodríguez y Nuria Naredo.

«Los comercios se volcaron más que nunca», aseguró Germán Heredia, presidente de la Unión de Comerciantes. «Se nota cierta recuperación económica y muchos ya no vienen solo a vender los stocks que tienen en tienda sino a hacer negocio con productos de temporada invernal».

Precios bajos y calidad

33 ediciones después, la feria sigue manteniendo «unos precios muy buenos y muchísima calidad», a juicio de la ovetense Noelia Márquez, que nunca falla a la cita para renovar el armario de sus hijas. En los 75 estands que este año se dan cita en el pabellón central del recinto ferial Luis Adaro se pueden adquirir todo tipo de productos, desde textiles, calzado y complementos hasta las novedades de esta edición: mueblerías, perfumerías y ópticas.

En una ubicación «privilegiada», frente a la cafetería, se encuentra el estand de Trini González, de Federópticos. «Empecé a venir hace unos diez años a la feria de marzo, pero la última vez fue hace cuatro porque no me quedaba suficiente mercancía para tener variedad». Así que en cuanto pudo, regresó a la que considera «una oportunidad muy buena para recuperar al menos el precio de coste -tenemos descuentos de hasta el 70%- y poder invertir en las nuevas temporadas».

Los organizadores, que esperan alcanzar los 10.000 visitantes, contabilizaron ayer el paso de 4.294 personas. La Feria de Stock vuelve hoy a abrir sus puertas de 11 a 21 horas. La entrada cuesta un euro e incluye servicio de ludoteca.

Temas

Gijón, Moda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos