Recuperan 2.500 teléfonos móviles robados en la nave de un polígono

Recuperan 2.500 teléfonos móviles robados en la nave de un polígono

La Guardia Civil interceptó la furgoneta con los dispositivos, valorados en 300.000 euros, tras una persecución por la A-66

M. MORO / P. LAMADRID GIJÓN.

La Guardia Civil de Oviedo en colaboración con la Guardia Civil de Gijón y Cuerpo Nacional de Policía Nacional se encuentran tras la pista de los autores de un robo con fuerza perpetrado la pasada madrugada en la nave de una empresa de telefonía móvil ubicada en un polígono industrial gijonés. Los ladrones sustrajeron un botín compuesto por cerca de 2.500 teléfonos móviles cuyo valor superaría en el mercado los 300.000 euros.

Todos los dispositivos fueron recuperados tras una persecución de película por la A-66 (autovía de la Ruta de la Plata) que consiguió finalmente interceptar la furgoneta en que se llevaban la mercancía.

Los hechos, según informa la Benemérita, sucedieron la pasada madrugada, cuando a la 1.30 horas la Central de Servicios de la Comandancia de Oviedo), mediante llamada telefónica, dio aviso a las patrullas de seguridad ciudadana que en esos momentos se encontraban de servicio para que localizasen una furgoneta marca Peugeot modelo Boxer, que había sido sustraída en un polígono industrial de Siero y cuyos ocupantes podrían estar implicados en un robo con fuerza de una gran cantidad de teléfonos móviles en una nave industrial de Gijón.

El conductor que llevaba la mercancía sustraída escapó al montar en un Audi Q5 El pasado noviembre cayó una peligrosa banda tras saquear una tienda del centro

Una patrulla ubicada en la estación de servicio existente en la A-66, próxima a Pola de Lena, observó una furgoneta que coincidía con las características de la buscada. Un vehículo que se encontraba repostando a la vez que lo hacía un turismo Audi Q5. Los agentes procedieron a darle el alto a la salida de la gasolinera, pero el conductor de la furgoneta les ignoró y continuó su marcha por la A-66 sentido León.

Se inició entonces una persecución por la autopista hasta que, en el kilómetro 65, el conductor aparcó la furgoneta en el arcén, cruzó a la carrera la mediana para subirse al Audi Q5, que en esos momentos circulaba en dirección Oviedo.

La furgoneta interceptada por la Guardia Civil, fue trasladada posteriormente al Puesto de Pola de Lena donde quedó estacionada a disposición del Equipo del Policía Judicial de Mieres, cuyos agentes serán los encargados de realizar la correspondiente inspección ocular. Al abrir la furgoneta se descubrió el botín tecnológico que iba dentro. Los cerca de 2.500 teléfonos móviles valorados en 300.000 euros cuya desaparición había sido denunciada en dependencias policiales.

El pasado mes de noviembre cayó una peligrosa banda itinerante en Gijón tras saquear una tienda tecnológica en el centro de la ciudad. En concreto el establecimiento de la marca Apple de la calle los Moros. Uno de los ladrones fue detenido en el pub Bulevar, donde trató de ocultarse de la Policía, que desbarató sus planes gracias a una rápida intervención que supuso un golpe directo a una de las bandas criminales más activas del país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos