Una redada en un pub de la calle Jacobo Olañeta se salda con cinco detenidos

Una redada en un pub de la calle Jacobo Olañeta se salda con cinco detenidos

La Policía Local arrestó a dos hombres por tráfico de drogas y a otros tres jóvenes por insultar y agredir a los agentes durante la intervención

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

La intervención de la Policía Local en un establecimiento hostelero de la calle Jacobo Olañeta, una bocacalle del Náutico, se saldó la madrugada de ayer con cinco personas detenidas: dos por tráfico de drogas y otras tres por atentado a agente de la autoridad. Además, fueron decomisadas diez papelinas de cocaína y se denunció al responsable del negocio por permitir el consumo de sustancias estupefacientes en su local y por triplicar el aforo, fijado en cuarenta personas.

Fue a raíz de una denuncia vecinal por los ruidos que procedían del establecimiento por lo que los agentes acudieron al lugar poco antes de la una de la mañana de ayer. «Al llegar ya había cesado la música, si bien perciben tanto en el portal como fuera, un fuerte olor a marihuana, al mismo tiempo que observaron que había un elevado número de clientes en el interior», explicaron desde el Ayuntamiento. Al entrar, observaron cómo un hombre salía corriendo y escondía un monedero detrás de la caja registradora. Comprobaron que había droga y se procedió a detener a I. M. F., de 32 años por un delito contra la salud pública.

«Otro agente observó que en el baño había un individuo que sujetaba un teléfono móvil, mientras otros dos esnifaban dos rayas de cocaína que había encima», añade la Policía Local. Cuando los funcionarios estaban procediendo a la inspección del local, tres de los clientes «insultaron a los agentes y , al ir a identificarlos, se negaron e incrementaron los insultos, por lo que fueron detenidos y trasladados a la Comisaría, ofreciendo una fuerte resistencia, lanzando patadas y puñetazos a los policías». Se trata de S. M. F., de 20 años y vecina de Gijón; J. M. S., de 22 años y vecino de Palma de Mallorca; y C. I. G., de 21 años y vecino de Gijón.

El agente de la Unidad Canina denunció a otros dos jóvenes por el consumo de sustancias estupefacientes. Los cinco arrestados fueron llevados a las dependencias de la Policía Nacional a la espera de pasar a disposición del juzgado que realiza las funciones de guardia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos