Las redes sociales y el móvil, eje del control y los conflictos entre las parejas jóvenes

Sheyla Suárez, Álvaro Granda, Montserrat López y Soraya Calvo. / P. UCHA

La guía de Soraya Calvo aborda la comunicación entre adolescentes y traza la necesidad de incorporar la educación sexual en las aulas

G. POMARADA GIJÓN.

Los adolescentes quedan, se informan, cotillean, ligan o acosan a través de las redes sociales y los teléfonos móviles. La guía 'Nuevos modelos de comunicación en parejas jóvenes', presentada ayer en el Antiguo Instituto, analiza esos usos a través de las conductas de más de 500 jóvenes de distintos puntos de Asturias y traza los mecanismos de intervención, tanto en el aula como en el seno de las familias. «La guía trata de ser una propuesta didáctica para poner en marcha programas educativos en los centros. La educación sexual es una necesidad del currículo educativo que no se está realizando», sostiene la autora del documento, Soraya Calvo.

En su investigación, la doctora en educación y sexóloga ha detectado que las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) «ejercen como potenciadores de los conflictos ya que maximizan las causas que pueden derivar en situaciones problemáticas». Una de esas coyunturas derivadas del uso incorrecto se encuentra en el control entre parejas. «Antes podías tener control cuando veías a la persona físicamente, pero ahora hay muchos espacios donde ejercerlo en las redes. Hay más vías para el control, lo que no quiere decir que las relaciones sean más o menos machistas», explica Calvo.

Los jóvenes de hoy en día están «en otra onda» en cuestiones como la construcción de la identidad o la privacidad. «El alumnado en general conoce situaciones de sexting mal gestionadas en sus entornos más cercanos. En los debates se perpetúan discursos sesgados que culpabilizan a las mujeres y justifican conductas sexistas», ahonda la investigación.

Desde infantil

Tras un verano en el que la ciudad ha registrado casos de abuso y agresiones sexistas, Calvo insiste en la necesidad de trabajar la educación sexual «desde infantil». «Así nunca llegaremos a tener veranos como éste», sostiene. La guía, que se repartirá en centros educativos y entidades, dispone también de una web donde incorporarán nuevos materiales «para que no quede caduca».

Fotos

Vídeos