La reforma de las medianeras de Laviada añadirá una piel metálica con marcos de color

Fernando Couto y la arquitecta Andrea Álvarez Arias, durante la presentación del proyecto. /  J. PAÑEDA
Fernando Couto y la arquitecta Andrea Álvarez Arias, durante la presentación del proyecto. / J. PAÑEDA

La intervención completa se podrá visualizar a principios de mayo. Los comercios de la calle Nava tendrán apertura hacia la plaza

M. MORO GIJÓN.

Tres años después de ganar el concurso de ideas para mejorar la imagen de las medianeras de la prolongación del parque de Teodoro Cuesta, en Laviada, la arquitecta Andrea Álvarez Arias (del taller ovetense Espacio Acubo) ha podido ver el arranque de las obras como responsable de la dirección técnica del proyecto de ejecución.

Acompañada del concejal de Desarrollo Urbanístico, Fernando Couto, la joven arquitecta explicó las claves de su propuesta 'Mar de Metal', el diseño ganador que guiará la intervención urbanística durante los tres próximos meses en el espacio libre de nueva creación que conecta la Carretera Vizcaína con la avenida de Portugal. La reforma de las medianeras consistirá en superponer a la deteriorada fachada una segunda piel homogénea de lamas horizontales de acero galvanizado, un material resistente, dúctil y duradero que precisa bajo mantenimiento.

Además de la piel metálica, otro elemento distintivo del tratamiento de las medianeras será la apertura de huecos enmarcados en diferentes colores para «dotar de identidad, personalizar, dignificar y vincular a la plaza existente a las seis comunidades de vecinos a las que afecta el proyecto». Los locales comerciales de la calle Nava tendrán opción de utilizar estos marcos cromáticos como escaparate con vistas a la plaza o para colocar mensajes publicitarios.

Se utilizarán colores vibrantes que estimulen al ciudadano y hagan de ese espacio público un lugar agradable en el que encontrarse y relacionarse. «La idea es hacer de las medianeras un paisaje», remarcó.

Un total de diez paneles desmontables, con diferentes densidades de lamas horizontales, serán prefabricados en nave industrial e instalados posteriormente en la prolongación del parque de Teodoro Cuesta por la firma Copcisa como si de un mecano se tratase. Este sistema modular es lo que permitirá visualizar la mejora estética de ese espacio a finales de abril o principios de mayo.

También se harán labores de estricto mantenimiento en los muros que afectan a la gasolinera de la avenida de Portugal. En el proyecto se considera esa medianera como un lienzo en blanco o telón de fondo donde poder proyectar por ejemplo películas estilo cine de verano.

Los trabajos han sido adjudicados a Copcisa por 143.022 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos