La renta social contará con 4,3 millones más para atender a toda la demanda antes de fin de año

Colas de solicitantes de la renta social, el pasado mes de mayo, en el Ateneo de La Calzada. / DAMIÁN ARIENZA
Colas de solicitantes de la renta social, el pasado mes de mayo, en el Ateneo de La Calzada. / DAMIÁN ARIENZA

600 beneficiarios tendrán la próxima semana sus tarjetas de compra activas. Las ayudas superiores a 2.500 euros se dividirán en dos pagos semestrales

MARCOS MORO GIJÓN.

La Fundación Municipal de Servicios Sociales aprobó ayer en una reunión extraordinaria de su junta rectora el pliego de condiciones de la segunda convocatoria de la renta social, dotada económicanente con 4.325.000 euros. Votaron a favor Foro, PSOE, Xixón Sí Puede e IU. Ciudadanos se abstuvo y el PP expresó su rechazo.

La cuantía global de la nueva convocatoria se nutre de 3.050.000 euros con cargo al vigente presupuesto de la Fundación de Servicios Sociales y de 1.275.000 euros con cargo al del año próximo con indepedencia de que haya o no finalmente prórroga presupuestaria.

El plazo para cursar solicitudes en los registros de los centros municpales integrados será en esta ocasión muy breve. Desde la publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), que se espera que ocurra a finales de la próxima semana, hasta el 24 de este mes. Alrededor de 15 días. Se hace así porque el objetivo de Servicios Sociales es alcanzar al mayor número de peticionarios antes de que concluya el año y no perder las ayudas. Se pretende cubrir la demanda que quedó sin atender de la primera convocatoria finalizada el 31 de julio (3.867 solicitudes en total) y también las nuevas solicitudes que se puedan presentar en esta segunda.

Se incorporarán de oficio a esta segunda convocatoria de ayudas económicas complementarias para personas con bajos niveles de ingresos aquellas solicitudes de la primera que, cumpliendo los requisitos establecidos, no hayan podido concederse por agotamiento del crédito autorizado en dicha convocatoria.

La directora general de Servicios Sociales, Marta Mediavilla, explicó a EL COMERCIO que en este momento hay 1.331 solicitudes ya resueltas por los servicios técnicos de la oficina de renta social. De ellas hay 914 concedidas de la línea 1 del programa (la mayoritaria que está destinada a facilitar compras de productos de primera necesidad a quienes ya tienen otros ingresos en la unidad familiar, pero que resultan insuficientes) y otras 8 en la línea 2 (pensada para quienes ni tienen pensiones ni salario social ni ninguna otra prestación). El importe concedido hasta la fecha para estas ayudas asciende a 1.943.294 euros. En este punto hay que recordar que la dotación económica de la primera convocatoria de la renta social fue de 2.550.000 euros y se agotará con las próximas resoluciones positivas de expedientes.

En este momento estadísticamente se conceden un 69,3% de las solicitudes presentadas, con una media de ayuda de 2.118 euros.

Para esta segunda convocatoria, hay algunas pequeñas novedades en las bases aprobadas. En el caso de aquellas ayudas de la línea 1 cuyo importe anual sea superior a 2.500 euros, las mismas se harán efectivas en dos pagos semestrales, mediante la incorporación del importe fraccionado en la tarjeta bancaria prepago. Además, para el ingreso del importe correspondiente al segundo semestre será necesario que la persona beneficiaria haya consumido al menos el 80% del importe correspondiente al primer semestre. La línea 2 seguirá pagándose trimestralmente.

El programa de la renta social es pionero en España y no está resultando tarea sencilla su tramitación, según reconoce la directora general de Servicios Sociales. Uno de los principales escollos está siendo la tardanza en el uso efectivo de las tarjetas bancarias prepago de compra por parte de los beneficiarios de la renta social. Esto obedece a que los expedientes con la solicitud aprobada tienen que pasar por el filtro de la Internvención del Ayuntamiento y de ahí pasar la información a Caixabank, la entidad financiera que da soporte a las operaciones y tiene que en última instancia que emitir y activar las tarjetas en nombre del usuario que va a beneficiarse de la ayuda.

El compromiso adquirido desde la Fundación de Servicios Sociales es que a lo largo de la próxima semana estén un total de 600 tarjetas activadas y con capacidad para hacer compras en los establecimientos comerciales colaboradores con el programa. 250 comercios cuya participación se articula a través de un convenio entre la administración local y la Unión de Comerciantes.

Con el fin de agilizar la tramitación y resolución de todas las solicitudes presentadas, Servicios Sociales propone incluir en cada nueva resolución hasta cien expedientes y preparar semanalmente tantas resoluciones como se necesiten. Todo ello repercutirá también, están convencidos en la fundación, en una mayor agilidad en la tramitación de las ayudas concedidas.

Más noticias

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos