«La renta social municipal se debería salvar», defiende la Unión de Comerciantes

Germán Heredia, en las butacas del público durante un Pleno. / UCHA
Germán Heredia, en las butacas del público durante un Pleno. / UCHA

La asociación entiende que «no hay dinero para todo» y admite que «no debe instaurarse como una obligación» del Consistorio

I. VILLAR GIJÓN.

«Creemos que la renta social se debería salvar», señaló ayer en un comunicado la Unión de Comerciantes, que no obstante añade que «no con la cuantía presupuestaria actual, ni tampoco instaurarse en el tiempo como un derecho y una obligación del Ayuntamiento». Los comercios de la ciudad son, junto a los propios perceptores de la ayuda, los principales beneficiarios de la renta social municipal, toda vez que su abono se realiza a través de una tarjeta de prepago que solo se puede utilizar para compras en establecimientos de la ciudad que se hayan adherido a este programa municipal.

En su valoración de las declaraciones realizadas el jueves por la alcaldesa, que tras anunciar el incumplimiento de la regla de gasto puso en el aire la continuidad de la renta social municipal, la asociación empresarial asegura entender que «cualquier decisión política y económica de este calibre es difícil de tomar y de entender por todos y no es plato para nadie eliminar ayudas a un colectivo que tanto lo necesita y que otras administraciones tienen poco menos que abandonado». No obstante, añade que «no es menos cierto que la regla de gasto está para cumplirla y como colectivo empresarial lo asumimos como propio. No hay dinero para todo».

La Unión de Comerciantes remarca su intención de «no meternos en el fragor de la batalla política legítima» y considera que su «espíritu de colaboración con todas las corporaciones pasadas, presentes y futuras es incuestionable, pues siempre hemos ido con soluciones y no solo con problemas».

Añade que a partir «de la experiencia que nos da el estar en contacto con el beneficiario de la renta social y con los comercios adheridos al programa de ventas, tenemos localizados y focalizados los defectos y aportamos la solución a todos ellos, con rigor y disciplina».

Esta misma semana el presidente de la Unión de Comerciantes, Germán Heredia, defendía en una entrevista en Canal 10 la importancia de este programa para los comercios. «Hubo negocios que no se adhirieron, quizás por prejuicios con el tipo de cliente que les podía venir. Pero la realidad es que muchos establecimientos están viendo un mayor consumo que otros gracias a cubrir necesidades de la renta social».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos