Rescatan a un caballo con una carga excesiva en la avenida Príncipe de Asturias

El rocín incautado ayer por la Policía. / E. C.

Caminaba con las patas semiflexionadas por el esfuerzo y los ocupantes del carro, que le golpeaban con un palo, no pudieron acreditar su propiedad

G. P. GIJÓN.

La Policía Local se incautó ayer de un caballo que transitaba por la avenida Príncipe de Asturias tirando de un carro repleto de papel y cartón prensado. Debido al peso de la carga, cuando los agentes interceptaron la carreta el animal caminaba con las patas semiflexionadas, a la par que recibía golpes con un palo, propinados por uno de los dos hombres que viajaban en el vehículo. Tras identificar a los sujetos, la Policía constató que se trataba de Víctor M., de 49 años, y Fanel M., de 47, ambos de nacionalidad rumana.

La voz de alerta llegaba pasadas las tres de la tarde, cuando dos llamadas telefónicas de un ciudadano y otra de la Guardia Civil alertaba a la Policía Local de la presencia de un rocín con indicios de maltrato. Hasta la avenida se trasladó entonces una dotación policial, que localizó «un carro muy pesado» tirado por un caballo con muestras de gran fatiga y respiración agitada. El animal presentaba, además, diversas lesiones en la boca producidas por el bocado, rozaduras en el pecho y caminaba sin una herradura. Las otras tres, indica la Policía, no poseían el tamaño adecuado.

Ante el maltrecho estado del caballo y la falta de acreditación del documento de propiedad por parte de los dos hombres, los agentes procedieron a la incautación cautelar para garantizar su bienestar. La Policía presentó la correspondiente denuncia por maltrato animal y falta de documentación ante la Consejería de Medio Rural.

El rocín, por su parte, fue trasladado ayer mismo al centro de acogida de Caballo Astur en Noreña.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos