El Ayuntamiento de Gijón, «tranquilo» pese al retraso en la residencia del campus

El Ayuntamiento de Gijón, «tranquilo» pese al retraso en la residencia del campus
La concejala de Hacienda, Ana Braña. / A. FLÓREZ

«Tiene seis meses para iniciar las obras, que empezaron a contar a final de marzo. Están en plazo y el proyecto sigue adelante», afirma Braña

I. VILLAR GIJÓN.

«El adjudicatario le ha trasladado a los técnicos que estemos tranquilos, que el proyecto sigue adelante. Y estamos tranquilos». La concejala de Hacienda, Organización Municipal y Empleo, Ana Braña, descartó ayer cualquier atisbo de incertidumbre sobre el futuro de la residencia del campus, pese al retraso que acumula el inicio de las obras por «problemas de financiación».

La edil recordó que para comenzar la construcción de este equipamiento la empresa Rya Residencias tiene un plazo de seis meses que empezó a contar a finales de marzo. «Solo ha corrido un mes y medio. Sigue en plazo», señaló Braña, quien ayer ejerció de portavoz de la junta de gobierno municipal.

Como avanzó este diario, hasta el momento en la parcela anexa a Marina Civil donde debe levantarse la residencia para estudiantes y personal investigador tan solo se han realizado catas y sondeos y aún no ha sido posible empezar los movimientos de tierras ante la falta de acuerdo con alguna de las entidades bancarias y fondos de inversión con los que se está negociando la financiación de las obras. Rya Residencias confía en resolver este contratiempo «en un mes» y empezar los trabajos en un mes y medio. Aún así, será difícil que el edificio pueda estar listo para abrir sus puertas al inicio del curso 2019-2020, como estaba previsto, pues el plazo estimado para que la primera fase del equipamiento pueda entrar en servicio son quince meses.

Obra de Ramón Areces

Por otra parte, la junta de gobierno aprobó ayer la pérdida de derecho al cobro de parte de la subvención contemplada en el convenio con la Universidad para sus actividades de 2017. De los 524.000 euros previstos, solamente se abonarán los 387.404 que se consideran «correctamente justificados». Entre los gastos no admitidos se incluyen 62.058 de la indemnización «por despido improcedente» del antiguo conservador de colecciones del Jardín Botánico, Álvaro Bueno. La Universidad tendrá quince días para hacer alegaciones.

En la sesión de ayer también se aprobó ampliar en 49 días el plazo de ejecución de las obras de reforma de la calle Ramón Areces, a cargo de la UTE Infraestructuras Gijón. La empresa, que ahora tendrá como tope para acabar los trabajos el 3 de julio, atribuyó los retrasos a las «condiciones meteorológicas adversas».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos