«Los riesgos de la maternidad subrogada no están al nivel del dinero recibido»

«Los riesgos de la maternidad subrogada no están al nivel del dinero recibido»
Marcelo Palacios conversa con David Alvargonzález antes de que inicie su charla en la sede de la SIBI. / AURELIO FLÓREZ

El profesor David Alvargonzález plantea los conflictos éticos, morales y legales de la donación de gametos y los vientres de alquiler

LAURA GARCÍA GIJON.

David Alvargonzález, profesor de Filosofía en la Universidad de Oviedo, profesor y tutor de la UNED y colaborador de la Fundación Gustavo Bueno, reflexionó ayer en la sede de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), en el edificio de la Gota de Leche, sobre los problemas éticos que surgen al tratar temas como la donación de gametos o la maternidad subrogada.

Alvargonzález invitó a los oyentes a reflexionar. Trató sendos temas a la vez pues persiguen un mismo fin al ser la solución para aquellas personas que quieren tener hijos y no pueden. «Estamos ante un conflicto de normas: éticas, morales y legales. Por ejemplo, el aborto es legal pero no es ético», apuntó. «El sexo reproductivo es una función constituyente del ser humano, pero si hay alguien que no consigue tener descendencia y un médico puede contribuir a su solución, éste está actuando de forma ética», arguyó.

Ante el debate de si una mujer gestante que recibe un dinero por su embarazo está o no 'objetualizando' su cuerpo, el profesor mantiene que en estos casos siempre hay cierta 'objetualización'. Otra cosa es que el hecho se haga de forma libre y siendo consciente de ello. En su opinión, «lo que pasa es que los riesgos que se corren no están a la altura del dinero que puedan recibir», tanto una mujer que dona sus óvulos como la mujer que decide ejercer de vientre de alquiler. El propio acto en sí, opinó, es altruista cuando en este caso las mujeres tienen el poder de decidir. «El problema es que el dinero no lo paga todo».

La ética de las guerras

Otro ejemplo que citó Alvargonzález es el de los militares que el Estado envía a las guerras. «Es un acto que no es ético porque se sabe que es probable que pierdan la vida pero se hace porque es una 'norma legal' que el país cumple para su propio beneficio y también los destinados que lo hacen, realizan la misión con total conocimiento.

«La idea como concepto de padres o madres no es algo unívoco, hay que especificar», prosiguió. Ante la pregunta de cuál sería la posición de de un niño o niña que sea fruto de un proceso de gestación subrogada es válido decir que tiene tres padres biológicos.

En los aspectos legales son los padres conductuales los que lo van a educar y sobre los que va a pesar un buen desarrollo psicológico del niño en cuestión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos