Roca Rey abre la puerta grande en El Bibio

Roca Rey, el gran triunfador de la tarde. / CITOULA

El diestro de Lima cortó dos orejas al tercero de la tarde mientras que Talavante, que hizo lo más torero del festejo, falló con la espada y se fue de vacío. ‘El Fandi’ cortó un trofeo a su primer enemigo

JOSE ANTONIO RODRÍGUEZ CANALGIJÓN.

El diestro peruano Andrés Roca Rey, que debutaba, salió a hombros de la plaza de toros de El Bibio tras cortar dos orejas al tercer toro de la segunda corrida de la feria de Begoña. Algo más de media entrada. Soleado, fresco y ventoso al principio del festejo. David Fandila ‘El Fandi’ cortó un trofeo en su primer enemigo, mientras que Talavante, que hizo lo más torero de la tarde, se quedó sin tocar pelo por fallar a espadas. Se lidiaron seis toros de Sánchez Arjona, de desigual presencia, chicos los tres primeros y terciadillos los otros tres. Embistieron sin peligro, pero no anduvieron sobrados de fuerzas. El tercero y el quinto fueron los más aprovechables. Después de un lío inicial, porque salió al ruedo en primer lugar el toro que tendría que haberlo hecho como segundo, anomalía debida a que la res rompió la puerta del chiquero y ya estaba en el pasillo de toriles cuando se abrió el portón que da al ruedo, inició la lidia Talavante y no ‘El Fandi’, como hubiera correspondido.

El extremeño lanceó con gusto a la verónica y luego hizo una faena de muleta a base de naturales largos y mandones, complementados con series en redondo en tono de menor calidad, pero también con suavidad y temple. Remató con ayudados por alto, pero marró con los aceros y necesitó dos pinchazos y una estocada perpendicular para despachar al astado. Silencio. En el quinto, Talavante dio un recital de toreo exquisito con la mano izquierda, lo mejor de la tarde, amenizado, cosa curiosa, con música de Ennio Morricone, la banda sonora de ‘La misión’, interpretada por la Banda de Música de Gijón. La faena fue una pieza maestra de orfebrería en el toreo al natural, pero otra vez la espada le privó del triunfo, porque necesitó dos pinchazos y una estocada caída para liquidar al cornúpeta. Escuchó un aviso y fue ovacionado. Sin embargo, el triunfador de la tarde fue el debutante Andrés Roca Rey si se atiende a la contabilidad de orejas cortadas, porque consiguió las dos de su primer enemigo, a base de porfiar, porque el bicho, distraído, un torete, anovillado, andaba flojo de fuerzas, pero tenía una embestida de dulce.

Más noticias

El peruano le suministró varias series de redondos complementadas con naturales de menor enjundia, para terminar en cercanías para la galería, como diría el difunto Suárez-Guanes. Aunque la estocada letal cayó en los bajos, la insistencia del público hizo que consiguiera dos orejas y, con ellas, asegurar la postrera salida a hombros. No pudo reeditar el triunfo en el toro que cerraba plaza, muy aplomado, pese a que el trámite del primer tercio consistió en un simple picotazo. Con la muleta Roca Rey abusó del pico y estuvo a la altura de la res, es decir, con escaso nivel de calidad.

‘El Fandi’ cortó una oreja en su primero, que fue el segundo, después de hacer lo que acostumbra. Carreras para banderillear y una faena de muleta abundante en vulgaridad, con enganchones salvo una tanda de redondos, templados y con mando, para terminar de una estocada caída que le valió la oreja. Hubo insistente petición de la segunda, pero el presidente, con acierto, la denegó. Habrá tenido presente que ‘El Fandi’ nos dejó sin saber cómo embestía el toro por la izquierda.

En el cuarto de la tarde ‘El Fandi’ dejó al toro, de cabeza comodísima, corretón, como un acerito tras prenderle siete banderillas. La faena de muleta no pasó de una demostración de ganas de agradar, pero sin posibilidades de lucimiento, porque enfrente tenía un marmolillo. Mató de una estocada corta y seis descabellos de modo que el premio quedó en ovación. Y después de tres horas se llevaron en volandas a Roca Rey por la puerta grande, mientras salía a pie Talavante, que perdió el premio a su actuación por marrar con los aceros.

Fotos

Vídeos